Los camiones están cargados de agua potable y otros productos. (Gerardo E. Alvarado León)

Ponce - Efectivos de la Guardia Nacional de Puerto Rico vaciaban esta mañana el almacén con suministros guardados desde el paso del huracán María, en este municipio, y se disponían a repartirlos en los pueblos más afectados por el terremoto de hace dos semanas y sus réplicas.

Al momento de este informe, los militares sacaban los suministros del almacén, ubicado en la zona de La Guancha, y los montaban en camiones de carga para llevarlos a municipios como Guánica, Yauco y Guayanilla, entre otros del sur y suroeste.

Ningún efectivo quiso dar expresiones a El Nuevo Día. Dijeron que no estaban autorizados a hablar con la prensa.

El área del almacén permanece acordonada con cinta de seguridad y hay policías estatales prestando vigilancia.

En el almacén, descubierto el sábado pasado por un grupo de ciudadanos, hay agua embotellada, comida para bebés, cereales, toldos, catres, baterías, gas propano, miniestufas, sábanas, guantes y duchas portátiles, entre otros artículos de primera necesidad. Algunos de ellos, como el agua y la comida para bebés, están expirados, ya que fueron recolectados hace más de dos años.

El presunto mal manejo de estos suministros le costó el puesto, el mismo sábado, a Carlos Acevedo como comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres. La gobernadora Wanda Vázquez lo despidió y ordenó una "investigación detallada", así como la repartición inmediata de los suministros.


💬Ver 0 comentarios