Lucy González, quien se encontraba con su familia en su hogar al comenzar el temblor de magnitud 5.4, fue asistida por vecinos para poder abrir la puerta de su residencia.

Todavía no está claro a dónde trasladarán a unas 50 familias de los residenciales Cooper View, Silver Valley y Golden View de Ponce afectadas por el terremoto de magnitud 5.4 de esta mañana, ya que por la emergencia del COVID-19 no podrían ir a los refugios en planteles escolares.

Esto a pesar de que el secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González Feliciano, y la alcaldesa María "Mayita" Meléndez Altieri, confirmaron por separado que reubicarían a los damnificados en hoteles previamente identificados.

Sin embargo, en su visita al complejo de Vivienda Pública, la gobernadora Wanda Vázquez Garced sostuvo que aún están evaluando varias alternativas.

“Estamos identificando las diferentes alternativas tanto de Vivienda Pública como del Departamento de la Vivienda y los ‘vouchers”, o sea que hay que identificar un lugar o cualquier otra alternativa que esté disponible para que ellos puedan dormir seguros”, aclaró la gobernadora a este medio.

Ante la incertidumbre, varios vecinos confesaron que están aterrados con la situación pues nadie les explicó con exactitud qué pasará con ellos; sobre todo ante las medidas establecidas en la orden ejecutiva que decreta el aislamiento social para evitar el contagio con el coronavirus.

Janett Lotti, quien vive en un tercer nivel del residencial Silver Valley, aseguró que la información recibida es que los “reubicarán en lo que estabilizan el edificio, pero ellos mismos no saben cómo nos van a reubicar y a dónde… eso no lo dijeron”.

Me sorprendió bastante que viniera la gobernadora, que viniera Vivienda, porque aquí no había venido nadie desde los terremotos de enero, y fueron personas de las iglesias que vinieron a ayudarnos. Hoy mismo un ingeniero nos informó que vino en enero a evaluar los apartamentos y él los declaró inhabitables y todavía es la hora que a nadie de aquí (vecinos) lo han removido ni nos han ofrecido alguna ayuda”, confesó.

Mientras que otra vecina quien prefirió no identificarse, constató que los afectados tendrán que quedarse allí hasta que decidan a dónde los llevarán.

Casi todos los apartamentos se agrietaron, los de la compañía Individual (Management) fueron a verificar, estaban remendando las puertas para que la gente pueda guardar sus cosas y no se las roben y más nada porque no nos han dicho si nos van a reubicar o no. Supuestamente nos dicen el lunes”, sostuvo la mujer que vive con tres niños.

“De aquí se habían ido personas por los terremotos de enero, pero los que no, tenemos que quedarnos aquí hasta que nos digan; el que tenga familiares se irá con ellos y el que no, tiene que pernoctar ahí, en casetas. No sé a qué fueron (la gobernadora y los integrantes del gabinete)… a farandulear”, censuró.

Por su parte, Lucy González narró lo sucedido esta mañana durante el sismo.

Nos quedamos encerrados porque la puerta no se podía abrir ni para un lado ni para el otro. Mi esposo trató de romper la ventana a ver si podíamos salir por ahí, pero tampoco, hasta que un vecino empezó a darle cantazos a la puerta hasta que pudimos salir”, relató González quien estaba con su nieta al momento del terremoto.

“Desde que pasaron los otros terremotos no quería estar más en la casa por temor a que me pasara algo con mis nietas y montamos una caseta en la acera, pero vinieron los de Vivienda, nos sacaron la caseta de ahí, la esbarataron y hoy viene y pasa esto”, lamentó la fémina al asegurar que dormirá afuera hasta que los ubiquen en un lugar seguro.

Antes de reubicarse, estos ciudadanos serán sometidos a un cernimiento para asegurarse que no tengan el COVID-19.

"Esa es la discusión principal hoy, evidentemente hay personas en algunos residenciales que van a necesitar movilizarse. Ya FEMA tiene un plan de trabajo, el COE tiene un plan de trabajo, el gobierno puertorriqueño tiene un plan de trabajo desde enero", expuso el secretario de Salud.

"Hay que reconocer que estamos trabajando con una crisis dentro de otra crisis y cualquier cosa que quieran hacer por ayudar a la población tiene que ser estructurado y organizado a través del COE para garantizar que se hace bien y no se hace mal", sostuvo González Feliciano.

El secretario admitió que evaluarán los planes de mitigación conforme a esta nueva emergencia, "primero daños y después veremos que se tiene que hacer para prepararnos (ante la eventualidad de más temblores)".


💬Ver 0 comentarios