Una de las preocupaciones de los asfalteros es que se encarezcan los costos. (GFR Media) (semisquare-x3)
Una de las preocupaciones de los asfalteros es que se encarezcan los costos. (GFR Media)

El gobierno podría incentivar el uso de neumáticos triturados como parte del asfalto que se use en la reparación y reconstrucción de las carreteras del país mediante cambios en la distribución del fondo creado por ley para el reciclaje de las gomas.

Así salió a relucir esta mañana en una vista pública de la Comisión cameral de Infraestructura y Transportación para discutir una medida legislativa que exigiría que se utilice asfalto modificado con neumáticos descartados para repavimentar las carreteras del país.

Representantes de varias compañías asfalteras de la isla mostraron reservas iniciales con el mandato de tener que utilizar este material posterior a enero de 2019, principalmente debido al aumento en costos que esto representaría.

No obstante, el presidente de la Comisión cameral, el representante José “Memo” González Mercado, adelantó que evalúan presentar una medida adicional para enmendar la Ley 42 que creó el Fondo para el Manejo de Neumáticos Desechados de forma que se le otorgue un incentivo económico directo a las plantas procesadoras de neumáticos o a las asfalteras para reducir así los costos.

“Los procesadores, a través de la Ley 42, reciben hoy un incentivo para exportar las gomas fuera de Puerto Rico. Lo que le pediríamos es que no lo exporten, dale las gomas a los asfalteros”, explicó el representante Manuel Claudio, autor del proyecto de ley 1652.

El presidente de Betteroads & Betterecycling, Jorge L. Díaz, indicó que recibir la goma triturada de manera gratuita reduciría los costos de producir el asfalto modificado con gomas. Sin embargo, alertó que esto aún no atiende la inversión que deben realizar las empresas para poder suplir el material.

Díaz detalló que cada planta de asfalto en la isla tendría que invertir $1 millón para la adquisición de los equipos necesarios para modificar el asfalto con neumáticos en desuso.

“Los asfalteros no estamos en contra de que se reciclen las gomas”, sostuvo Jorge A. Díaz.

“Aunque estoy en pro del reciclado, estoy en pro del reciclado que realmente le rinda beneficios a Puerto Rico, que proteja los recursos naturales y es económicamente viable. No es que nos oponemos a que se siga estudiando el uso de la goma para muchas cosas, como para energía, pero obligando, que sea un mandato por ley (el uso de gomas en el asfalto), en nuestra humilde opinión no es ventajoso para el pueblo de Puerto Rico”, añadió.

Asimismo, Moisés Estrada, representante de Robles Asphat, expresó preocupación con corto período que la medida legislativa da para implementar cambios en la industria asfaltera, pues se establece que se tendría que comenzar a usar asfalto modificado con goma para enero de 2019.

Robles Asphalt fue la empresa que se encargó de repavimentar dos tramos de carreteras en la isla -la PR-184 en Cayey y la PR-10 en Ponce- utilizando asfalto modificado con gomas.

“Obligar a que se utilice la goma triturada en todo proyecto de repavimentación como el material de preferencia de reciclado excluiría el uso de otros materiales reciclados, tales como el asfalto reciclado (RAP). RAP es el material reciclado que, hasta ahora, ha demostrado ser la alternativa más económica, de menor impacto ambiental y del mejor resultado de durabilidad y desempeño en los pavimentos asfálticos”, señaló, por su parte, el presidente de Puerto Rico Asphalt,  Jorge A. Díaz.

El presidente de Puerto Rico Asphalt destacó que el uso de neumáticos -lo que identifican como “crumb rubber”- no resuelve del todo los problemas que existen en la isla en torno al manejo de las gomas en desuso. Esto debido a que el material no es reciclable y existe un límite a la cantidad de mezcla asfáltica modificada con gomas que se puede usar en una misma vía.

“La goma ‘crumb rubber’ en el asfalto es un relleno, no un material esencial, (el) cual requiere alta tecnología para utilizar. Como relleno, a la tercera vez que utilizas ‘crumb rubber’ con asfalto reciclado, llegaste al límite”, indico Jorge A. Díaz. “Esto, dentro de varios años, limita que el asfalto no aguanta más relleno de ‘crumb rubber’ y se sobrepasa el límite, esto convierte el asfalto reciclado en material no apto para vías. En ese momento, las 35 libras de gomas por tonelada se convierten en 2,000 libras de pavimento con goma destinados a un vertedero”, añadió.

El representante Joel Franqui Atiles recordó que existe una ley aprobada en el 2009 dirigida a fomentar le uso de asfalto modificado con neumáticos en la repavimentación de carreteras, pero no se ha puesto en práctica.


💬Ver 0 comentarios