Natali Jaresko, directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal (GFR Media)

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) informó este sábado que radicará una moción en el tribunal que atiende la bancarrota de la isla para aplazar la audiencia para discutir el Plan de Ajuste (POA, en inglés) propuesto hasta nuevo aviso.

El organismo fiscal anunció su determinación este sábado, justo cuando el gobierno confirma que en Puerto Rico se registran 21 casos confirmados del COVID-19 y la muerte de una persona.

"Puerto Rico, al igual que el resto del mundo, enfrenta una difícil realidad a la luz del COVID-19. En respuesta a este brote, la gobernadora Wanda Vázquez Garced ha tomado medidas importantes para proteger a los residentes de la isla. La JSF está de acuerdo con que la salud y seguridad del pueblo de Puerto Rico debe ser la prioridad en este momento", reza la declaración del organismo fiscal.

A principios de mes, la JSF logró, con el aval del Equipo de Mediación, que la jueza Laura Taylor Swain aprobara la discusión de la declaración informativa que justifica el POA del gobierno central para junio próximo y se estableció un calendario para que el plan de pago del gobierno se sometiera a la confirmación del tribunal cerca del proceso eleccionario.

"No obstante, en vista de la realidad que vive Puerto Rico hoy, la JSF entiende que, en este momento, tanto el gobierno como la junta, deben poner todos sus esfuerzos en sacar a Puerto Rico de esta desafortunada crisis", se agrega en la declaración en la que se indica que el organismo continuará haciendo los señalamientos que entienda adecuados conforme a su mandato.

El pasado jueves, El Nuevo Día reseñó que en las pasadas semanas, la JSF había apoyado varias iniciativas del gobierno para hacer frente a la pandemia, incluyendo la exención del impuesto al consumo para ciertos alimentos y productos de salud, así como el uso de $160 millones de la Reserva de Emergencia.

En entrevista con este diario, la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, indicó que en cierto modo, Puerto Rico se anticipó a otros estados en la respuesta de emergencia, pero lamentó que las estrategias que debieron implementarse para mejorar el sistema de salud no se hubieran puesto en vigor más temprano en el cuatrienio.

La ejecutiva, dijo en ese momento que se continuaría con el proceso en el tribunal, pero adelantó que el plan fiscal será revisado en su totalidad.

"Durante los próximos días, la Junta de Supervisión sostendrá conversaciones con líderes del gobierno para identificar soluciones financieras y de política pública que sean razonables y significativas, dirigidas a mantener la seguridad y el bienestar de la isla. Laborando de forma colaborativa con el gobierno, la Junta de Supervisión proveerá un apoyo apropiado y necesario para aquellos afectados como resultado del COVID-19, y para los que no son elegibles para ayuda federal", detalla la comunicación.


💬Ver 0 comentarios