La directora de la Junta de Supervisión Fiscal y José Carrión se reunieron con comerciantes y líderes de la zona montañosa. (Teresa Canino Rivera)

AIBONITO.- La idea del exgobernador Ricardo Rosselló Nevares de crear condados quedó en el pasado, pues la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) se enfoca en que el proyecto para el desarrollo o despunte económico de los municipios surja de los alcaldes, aunque consideran la creación de consorcios como un “buen modelo”.

“Somos agnósticos -en términos generales- sobre el tema. Lo que queremos es que salga la solución de parte de los alcaldes. Vemos los consorcios como un camino importante. Vemos los consorcios como un modelo para Puerto Rico en cuanto al tema municipal”, dijo el presidente de la JSF, José Carrión, quien este miércoles, junto a la directora de ese ente, Natalie Jaresko visitó los municipios de Aibonito y Barranquitas.

Estos dos municipios, junto a Comerío, conforman un consorcio para la concesión de permisos que desde su creación -en 2016- genera ingresos para los tres pueblos. Al consorcio se le conoce como ABC.

Abonito y Barranquitas, junto a otros pueblos cercanos, también trabajan en la creación de otro consorcio que han denominado Programa de Servicio de Tránsito Regional para la Región de la Montaña Central para  mejorar la transportación.

Ayer Carrión y Jaresko tuvieron la oportunidad de escuchar a funcionarios municipales, comerciantes y líderes comunitarios de ambos pueblos.

Aibonito y Barranquitas son dos de los 10 municipios que, al amparo de la ley federal Promesa, la JSF seleccionó para que formaran parte de un proyecto piloto. Como parte de ello, los 10 municipios debieron entregar, junto con el Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM), un plan fiscal.

“Continuamos visitando cada uno de los municipios con los que estamos trabajando para entender mejor la situación de cada uno de ellos, para escuchar a los alcaldes, los funcionarios y la gente que vive ahí. Queremos oír lo que piensan, cuáles son sus problemas y cómo le podemos apoyar”, afirmó Jaresko a apreguntas de El Nuevo Día.

Agregó que entre Aibonito y Barranquitas se enteraron de los daños causados por el huracán María y su lucha para allegar fondos federales para la reconstrucción de instalaciones.

“Hablamos de desarrollo económico y de cómo promover más inversiones en pequeños negocios y proteger pequeños negocios en la comunidad”, sostuvo Jaresko.

Carrión califica las charlas como “muy interesantes”

El presidente de la JSF recalcó que las soluciones económicas para los municipios deben emanar de sus respectivos funcionarios electos. El exgobernador Rosselló Nevares impulsaba la creación de condados como solución a la precariedad económica de los municipios.

“La solución a este tema tendrá que venir de los oficiales electos de nuestro pueblo. Tiene que ser una solución puertorriqueñista y no impuesta. Nosotros simplemente estamos manifestando que vemos el modelo del consorcio como uno bueno. Entendemos que sería un buen modelo a seguir. El día de mañana, si los alcaldes y el gobierno decide otra cosa, siempre y cuando se pueda trabajar dentro del parámetro fiscal, pues será lo que se haga”, apuntó.

Cuestionados sobre qué pasará con la Ley 29 para la Reducción de las Cargas Administrativas de los Municipios en los pagos al plan de salud del gobierno y el sistema de retiro, dijeron que continúan un diálogo con la gobernadora Wanda Vázquez Garced y los alcaldes en busca de opaciones.

La Ley 29 exime a los municipios de la aportación a la tarjeta de salud y del pago del PayGo. Pero la JSF presentó una demanda contra el gobierno alegando que el estatuto es incompatible con el plan fiscal certificado y que no se asignaron los fondos para el financiamiento del estatuto.

“Seguimos en corte. Continuamos hablando con la gobernadora y los alcaldes para encontrar una solución alterna que se ajuste al plan fiscal”, dijo Jaresko.

“Hay  unas conversaciones adelantadas con la  gobernadora para ver cómo podemos atender esta preocupación de esta situación”, agregó Carrión.

Los municipios descansan en la Ley 29 para mantener sus finanzas a flote. De no hallar nuevas formas de financiamiento, más de la mayoría quedarán insolventes en poco tiempo.

El alcalde de Aibonito, William Alicea Pérez, dijo que la Ley 29 “impacta grandemente a los municipios”.

“Hemos tenido que limitar los servicios y, en ocasiones, atrasar los servicios, en algunos casos e particular”, dijo.

Abundó que la situación económica delos municipios se agrava al asumir responsabilidades, sin los recursos, que son del Estado.

Ahora bien, dijo que los consorcios le inyectan fondos a los municipios. El consorcio ABC le produce a Aibonito ingresos de sobre $300,000 anuales.

“En nuestro municipio, junto a Barranquitas y Comerío, hicimos esta alianza de permisos y esto ha permitido, en gran medida, desarrollar una serie de actividad económica en nuestro pueblo”, sostuvo el alcalde.


💬Ver 0 comentarios