Así se vio la autopista durante el primer día del proceso de reapertura económica de Puerto Rico, tras 51 días de cuarentena por el COVID-19.

Tras 51 días de iniciada la cuarentena, trabajadores independientes y empleados de diferentes sectores económicos y comerciales comenzaron a regresar hoy, lunes, a sus puestos de trabajo luego de que la gobernadora Wanda Vázquez Garced flexibilizó el cierre de comercios para contener la propagación del COVID-19.

De acuerdo a fuentes policiacas consultadas por este medio, el movimiento de personas fue "evidente" a través del flujo vehicular en algunas de las principales vías de la isla, sobre todo fuera de la zona metropolitana.

Dijo que, según reportes de las distintas áreas policiacas de la Isla, el aumento mayor se observó fuera de la zona metropolitana, con la excepción de Carolina.

"Me reportan aumento considerable en Fajardo y tengo a Ponce con mucho tráfico", señaló Zeno.

"También me indican que en Carolina aumentó el tránsito. Autopista de Arecibo me dice que tiene bastante tráfico. Aguadilla y Mayagüez también me dicen que tienen bastante", agregó. "De San Juan ni de Caguas tengo reportes mayores".

De acuerdo con la nueva orden ejecutiva que entró en vigor hoy, algunas industrias que podrán reanudar sus trabajos bajo medidas de distanciamiento social y seguridad son las de servicios financieros, hipotecarios, seguros, bienes raíces, notaría, servicios profesionales, ingeniería y contabilidad.

En el caso de la zona metro, Zeno manifestó que "de que hubo aumento, lo hubo, pero no es el acostumbrado, como en el pasado que se vía la (autopista) PR-22 trancada. Hubo más vehículos, pero (el tráfico) estaba liviano.

Sin embargo, Zeno señaló que, al menos en el área metropolitana, el tránsito no alcanzó los niveles usuales de antes a que se decretara la emergencia para buscar un distanciamiento social entre ciudadanos.

En cuanto a la orden ejecutiva anunciada por la gobernadora el jueves pasado, los servicios en las ferreterías, el mantenimiento, reparación, inspección y venta de piezas de vehículos se ampliarán para brindar atención al público de lunes a viernes, en horario de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. atendiendo público por cita.

También podrán a operar las lavanderías, la agricultura ornamental y las labores asociadas a investigaciones universitarias. Igualmente, se podrán reabrir las oficinas médicas y de salud mental, pero solo mediante un sistema de citas y evitando la aglomeración de pacientes.

Esta apertura también incluirá a las oficinas dentalesy a las de optometría, siempre y cuando estén fuera de centros comerciales. De igual forma, se permitirán las cirugías electivas ambulatorias que no sean estéticas.

El gobierno también estará flexibilizando los servicios de mudanzas, de inspección de elevadores, reparación de aires acondicionados y de transporte, como porteadores públicos y taxistas, siempre y cuando sea para integrarse a los servicios de entrega.

Mientras, las personas que deseen ejercitarse caminando, trotando o corriendo bicicletas podrán hacerlo de 5:00 a.m. a 7:00 p.m. manteniendo una distancia mínima de 6 pies. En este tiempo también podrán salir a pasear con sus niños o con las mascotas.

Aunque hay una reapertura gradual de la economía, el toque de queda sigue vigente de 7:00 p.m. a 5:00 a.m., por lo que las personas deben permanecer en sus residencias durante en este periodo.


💬Ver 0 comentarios