La torre del recinto de Río Piedras de la UPR. (GFR Media)

El presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jorge Haddock Acevedo, ordenó la suspensión de las clases presenciales en los 11 recintos del sistema universitario a partir del lunes, 16 de marzo, hasta el 23 de marzo.

Los cursos se podrán llevar a cabo en línea como medida preventiva ante el coronavirus COVID-19.

En ese período, el personal deberá presentarse a laborar para tomar las medidas necesarias para que se le pueda dar continuidad a las labores a distancia, de ser necesario extender la suspensión más allá del 23 de marzo.

“Cada recinto y unidad deberá realizar las pruebas correspondientes, completar la capacitación de docentes sobre el uso de las plataformas institucionales y desarrollar materiales educativos y de apoyo para los estudiantes. Nuestro compromiso es que todo estudiante pueda completar el semestre académico y proteger a nuestra comunidad universitaria”, sostuvo Haddock, mediante comunicación escrita.

Los cursos que actualmente se ofrecen en la modalidad a distancia continuarán según establecido en el calendario académico del recinto o unidad. Asimismo, los cursos clínicos del Recinto de Ciencias Médicas se continuarán impartiendo de manera regular, siguiendo los protocolos establecidos en los hospitales.

“Las oficinas de Recursos Humanos impartirán instrucciones específicas para mantener un ambiente seguro y prevenir cualquier contagio, conforme al protocolo establecido”, puntualizó el presidente.

Al transcurrir esta semana, se impartirán instrucciones sobre los mecanismos y procedimientos para continuar el ofrecimiento académico del semestre.

Empleados expresan preocupación

La presidenta de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend), Jannell Marina Santana Andino, expresó que si bien la institución decretó una cancelacio´n de clases presenciales, hay que dar un trato igual para proteger a toda la comunidad universitaria porque son mínimas o inexistentes las medidas para proteger a empleados, pacientes y los centros preescoolares.

“Tenemos muchas dependencias en los 11 recintos donde no se ha dispuesto jabón ni antibacterial en oficinas y baños. Las personas desconocen si existe o no un protocolo y en el Centro Comprensivo de Cáncer y la Escuela de Salud Pública donde la prensa ha reseñado casos sospechosos. Esas personas estuvieron en contacto con otros en el Recinto de Ciencias Médicas y no se han tomado medidas”, señaló en un comunicado.

La presidenta de la Heend indicó “hay mucha preocupación en el Recinto de Ciencias Médicas donde los empleados interactúan con pacientes en las clínicas. Además, tampoco se han informado las contingencias en los centros preescolares de todo el sistema”.

Otro de los problemas, indicó, es que no hay cumplimiento con el protocolo ante casos de personas con síntomas. “Exigimos un protocolo coherente que proteja a toda la comunidad universitaria: pacientes, preescolares, estudiantes, profesores y trabajadores. Hay que enfatizar en la limpieza de las áreas. Necesitamos tener la certeza de que estamos en un ambiente libre de contaminación, física y en el aire”, sostuvo.

Específicamente, para el Recinto de Ciencias Médicas, la Heend exigió a la UPR un registro del personal de la Heend por institución hospitalaria y/o área clínica; determinación de riesgo o contacto clínico; alternativas para un ambiente de trabajo seguro; entrenamiento especial de ser requerido; yno regresar al área de trabajo hasta que se implementen esas salvaguardas necesarias.


💬Ver 0 comentarios