(semisquare-x3)
Fachada de La Torre de la UPR en Río Piedras. (GFR Media)

La administración del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) está investigando con su división legal las denuncias de alegada agresión sexual presentadas por una exalumna  contra un exprofesor a través de las redes sociales.

Lula Zoé López alegó en un vídeo publicado en Facebook que, en enero de 2014, el exprofesor de Literatura Comparada Guillermo Rebollo Gil se aprovechó de su estado de embriaguez para supuestamente agredirle sexualmente. Dijo que fue objeto de burlas por parte de profesores y estudiantes. Dos años después, en 2016, acudió al Departamento de Consejería para el Desarrollo Estudiantil (Dcode) adscrito al Decanato de Estudiantes, pero alegó que la trabajadora social minimizó sus señalamientos.

En expresiones escritas, Rebollo Gil reaccionó al vídeo y aseguró que se le acusa falsamente.

"Reconozco y valido la necesidad de canalizar y atender con sensibilidad, justicia y transparencia las denuncias de acoso hechas por mujeres en PR. Por esto, en el 2018 reporté una publicación hecha en mi contra por una estudiante que me imputaba alegaciones falsas de agresión sexual. Reporté la situación, libre y voluntariamente, a todos mis superiores, incluyendo de aquellos departamentos con los que no tenía ya relación como profesor adjunto. Llevé el asunto a la atención de la Oficina de la Procuradura Estudiantil y del Decanato de Asuntos Académicos, donde me informaron que no existía queja alguna en mi contra.  La Universidad no me pudo ofrecer mayores recursos toda vez que yo no estaba empleado en ese momento por la institución. Recopilé todas las evidencias de las publicaciones en línea y las sometí a la institución, solicitando que se tomara conocimiento de dichas expresiones difamatorias, e investigara", sostuvo el profesor.

Añadió que, luego de la publicación del vídeo, se comunicó nuevamente con los departamentos universitarios y se le informó "que jamás se ha presentado una queja en mi contra por la alegación de Martínez o por ninguna otra".

"Desde la publicación del video el viernes hasta la fecha de hoy, mi familia, mis allegados y yo hemos sido objeto de constantes ataques y amenazas en redes sociales y en nuestros espacios de trabajo. Estos actos han sido concertados, viciosos y redundan en daos a carrera profesional e integridad personal.

Esta situación debe y será atendida ante los foros pertinentes. No haré mas expresiones en estos momentos", concluyó.

La joven aludió, además, que nueve profesores actuaron como supuestos cómplices y alegó que “la UPR encubre abuso sexual”.

En su vídeo, el que dura unos dos minutos, la exalumna de la institución universitaria indicó que “hoy, yo soy una mujer graduada, pero hay miles de mujeres en la Universidad que están expuestas al abuso. Si se continúa un silenciamiento administrativo de las víctimas, seguirán desprotegidas estas mujeres”.

Ante estas denuncias, el director interino de la Oficina de Comunicaciones, Desarrollo y Exalumnos del recinto de Río Piedras, Mario Alegre Barrios, señaló que ya los abogados de la institución están atendiendo la situación. Añadió que en el día de mañana estarán emitiendo declaraciones públicas.

“Es un tema delicado, que se está atendiendo con la misma diligencia que se han atendido todos los casos de alegada violencia sexual. Estamos en proceso, con la división legal, de ver todos los ángulos de esta situación”, reaccionó el portavoz.

Por su parte, la pareja del profesor señalado, la abogada Ariadna Godreau, -quien también fue mencionada como cómplice- expresó en su cuenta de Facebook que se defenderán en los tribunales de esta información “totalmente falsa”.

Godreau mencionó que, a partir de la publicación del vídeo, “hemos sufrido un patrón de difamación, intimidación, amenaza y acoso” desde grafitis en las paredes de la institución hasta llamadas y convocatorias a acudir a los lugares donde trabajan.

“Nos sabemos defender y vamos a utilizar los foros, las herramientas y estrategias necesarias”, dijo.

Otro de los profesores mencionados en el vídeo, Rafael Acevedo, se solidarizó con el reclamo para que la UPR haga público los eventos de agresión sexual en el recinto, pero negó conocer del caso o a la exalumna pues nunca se acudió a él para ayuda, según divulgó en sus redes sociales.

La Colectiva Feminista en Construcción repudió “todo acto de silenciamiento y abuso por parte de la UPR contra quienes sobreviven y denuncian agresiones sexuales”, a la vez que exigieron que la UPR atienda estas alegaciones “por los canales pertinentes”. 


💬Ver 0 comentarios