Así quedó un mogote en Toa Baja tras el paso del huracán María. (GFR Media) (horizontal-x3)
Así quedó un mogote en Toa Baja tras el paso del huracán María. (GFR Media)

Más allá de la pérdida de la vegetación, los huracanes Irma y María provocaron que los bosques de Puerto Rico perdieran su altura y que ahora sean las palmas los principales árboles que predominen allí durante la próxima década, según un estudio publicado recientemente por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, en inglés). 

La conclusión fue parte de varios análisis realizados en abril pasado por científicos de la agencia federal en la isla desde el suelo, el aire y mediante el uso de satélites. La información pudo ser comparada, pues la NASA había efectuado un análisis de los bosques locales a principio del 2017, según se informó. 

Pese a que pasaron siete meses del huracán cuando la NASA hizo su estudio, la conclusión fue que “el daño (ocasionado por los huracanes) es palpable. Los bosques ubicados cerca de Arecibo y que crecen en la zona del carso están en zonas con escaza tierra como para estabilizar sus raíces. Como resultado, el huracán derribó el 60 por ciento de los árboles allí. En el noreste, en las laderas del Bosque Nacional de El Yunque, el huracán cortó los bosques, reduciendo su altura promedio en un tercio”, estipula el informe publicado la semana pasada.

Para demostrar sus hallazgos, la agencia publicó fotografías tomadas como parte de un antes y después del huracán María en la zona cársica de Arecibo. En la toma del antes, se puede observar cómo la vegetación cubría una carretera. En la foto del después, sin embargo, se observa toda la vía y la considerable disminución en la cobertura de árboles de bosque. 

No obstante, el científico de la NASA, Doug Morton, vio como un aspecto positivo la recuperación que ha comenzado a observarse tras la gran devastación causada por el huracán María, que pasó como categoría 4 en la escala Saffir-Simpson y descargó vientos de 155 millas por hora sobre la isla.  

"El huracán María presionó el botón de reinicio (‘reset’) en muchos de los diferentes procesos que desarrollan los bosques a lo largo del tiempo. Ahora estamos observando muchos de esos procesos en velocidades rápidas a medida que grandes áreas de la isla se están recuperando, con árboles sobrevivientes y nuevas plántulas que reciben la luz solar", expuso el experto en la publicación de los hallazgos. 

Huracán María, 6 historias, 6 meses después

No obstante, Morton destacó que las palmeras son las que ahora predominan en los bosques. Dijo que este efecto se pudiera observar en la próxima década o más, ya que estas resisten mása los huracanes que otros árboles de bosque. 

"De alguna manera ayudarán a facilitar la recuperación del resto de este bosque. Las palmeras proporcionan un poco de sombra y protección para la flora y la fauna que están recolonizando el área. Eso es alentador", indicó el científico.  

Las preguntas que quedaron en el tintero con este análisis son cuán rápido podrían recuperarse totalmente los bosques de los huracanes Irma y María y cuáles serán sus impactos al medioambiente. Morton sostuvo que habría que esperar para evaluar estos aspectos.


💬Ver 0 comentarios