El alcalde de Maricao, Gilberto Valentín, y el alcalde de Culebra, Iván Solís. (GFR Media)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com

---

Luego de 54 días de iniciado el toque de queda, Maricao y Culebra son los únicos dos de los 78 municipios de Puerto Rico que no reportan casos de COVID-19, según los datos del Departamento de Salud, algo que los alcaldes de estos pueblos atribuyen a la efectividad de sus planes de prevención y a la seriedad con que los residentes se han tomado la pandemia.

Hasta ayer, miércoles, Vieques formaba parte de esta lista, pero la isla municipio amaneció este jueves con seis casos positivos de la enfermedad. Los casos de COVID-19 en Puerto Rico ascienden a 2,031, hasta el jueves 7 de mayo, siendo San Juan el municipio con más casos reportados con 298, según el Departamento de Salud. En total se han reportado 102 personas fallecidas a consecuencia de la enfermedad respiratoria.

Para el alcalde de Culebra, Iván Solís, la clave para que su municipio esté libre del virus que afecta a la mayoría de los países del mundo entero es “tener un buen plan de trabajo”.

Solís sostuvo que entre las medidas el ayuntamiento tomó al inicio de la pandemia se encuentra el cumplimiento del toque de queda de 7:00 p.m. a 5:00 a.m., la repartición de mascarillas y alcohol por todas las comunidades.

“Todos los días sonamos la sirena de tsunami en recordación del toque de queda”, puntualizó al indicar que los residentes, en su mayoría, han respetado los protocolos de distanciamiento social. Según el Censo de 2010, en Culebra hay unos 1,819 habitantes.

El ejecutivo municipal explicó que, aunque hace algunas semanas en la isla municipio tuvieron dos casos sospechosos de COVID-19, las pruebas arrojaron negativo.

Los trabajadores de primera respuesta del pueblo, como los policías estatales, policías municipales, bomberos y algunos comerciantes, fueron sometidos al examen y también dieron negativo.

“Si tenemos un posible caso se le hacen todas las advertencias y se le hacen todas las pruebas. Si da positivo, se tiene que acuartelar”, subrayó.

Entretanto, sostuvo que el servicio de lanchas de la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) y el aeropuerto se mantienen operando bajo estrictas medidas de seguridad. Indicó que, aunque hay personas que tienen una segunda residencia en Culebra, la norma que permanece vigente es que solo pueden ir a inspeccionarla y regresar a su hogar principal.

Preguntado sobre cómo transcurre la vida en la isla municipio que normalmente es frecuentada por cientos turistas, Solís dijo que el día a día fluye con normalidad, pero con la preocupación de cómo allegar fondos al municipio más allá del turismo.

“Estamos preocupados por la crisis económica, pero contentos de que no tengamos ningún tipo de caso en Culebra. La vida continúa y hay que buscar alternativas para la reapertura”, sostuvo.

Satisfechos en Maricao

Por su parte, el alcalde de Maricao, Gilberto Valentín, atribuyó la ausencia de casos de COVID-19 en su pueblo a la seriedad con que han asumido sus compueblanos la pandemia.

“Aquí la gente no baja la guardia. Si tu vienes a una cierta hora aquí el pueblo está desierto. La gente está cuidándose y a su familia”, describió.

Valentín, afiliado al Partido Nuevo Progresista (PNP), dijo que no tiene casos del virus pese a que ha “luchado solo” contra la pandemia.

Indicó que la respuesta del gobierno central en su municipio ha sido mínima y que el ayuntamiento asumió la responsabilidad de, al igual que Culebra, entregar mascarillas y alcohol casa a casa.

El alcalde indicó que contrario a la isla municipio, desde el inicio de la emergencia en su pueblo no se ha reportado ni un solo caso sospechoso. No obstante, el personal de primera respuesta también fue sometido a la prueba y arrojó negativo.

“Yo estoy más que satisfecho y complacido porque la gente de mi pueblo a tomado en serio este virus y eso lo sé porque la gente está resguardada. El humilde maricaeño de acá de la montaña, tal vez a diferencia de otros pueblos, ha tomado en serio lo que es este virus”, acotó.


💬Ver 0 comentarios