La alcaldesa de Ponce intenta defenderse tras haber dicho que “a las personas les encanta vivir en las carpas” de los refugios.

La alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez, sostuvo hoy que unas expresiones suyas en las que afirmó que a los refugiados a causa de los sismos que se reportan desde el 28 de diciembre en el área sur “les encanta vivir en las carpas” fueron malinterpretadas.

Aseguró, en conferencia de prensa, que sus expresiones iban dirigidas a destacar que los refugiados prefieren dormir bajo carpas, ante la continuidad de los eventos sísmicos, versus pernoctar bajo estructuras de concreto. “Si interpretaron algo incorrecto, mira, yo les pido disculpa”, señaló Meléndez.

Entre la noche del viernes y la mañana del sábado los refugiados del estadio Paquito Montaner, donde la Guardia Nacional había establecido el "tent camp", tuvieron que ser desalojados tras inundarse el área a causa de las fuertes lluvias que cayeron en la zona y reubicados en la escuela vocacional Bernardino Cordero Bernard de Ponce, donde permanecen.

“Yo lo que quise decir es que tu comparas el base camp con la escuela y ellos no quieren estar bajo áreas que son de cemento, esa es la verdad. Ellos se sienten seguros, obviamente, en carpas”, señaló al rechazar que sus expresiones fueran insensibles.

“El que me conoce a mí, sabe que yo sería incapaz de decir una insensibilidad”, añadió.

Aseguró, además, que no solo preferían el campamento base de la Guardia Nacional por estar en un área al aire libre, sino por la comida que allí se sirve y por las actividades que hay para los niños.

“Les gusta la comida que la Guardia Nacional les sirve, tienen áreas de entretenimiento para los niños y ellos también tienen todos los servicios que solicitan”, sostuvo en una conferencia desde el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) en Ponce.

De hecho, dijo, que tras el traslado a la escuela vocacional ha habido quejas por parte de los refugiados sobre los alimentos servidos por el Departamento de Educación, lo que la llevó a suspender el servicio almuerzo y cena que ahora sirve la organización World Central Kitchen.

Educación solo tiene a su cargo el servicio del desayuno. “Estaban descontentos con la comida y el desayuno que les dio el Departamento de Educación porque no le dan café ni el jugo, contrario al base camp”, expresó.

En una entrevista radial (Radio Isla) Meléndez indicó que “a las personas les encanta vivir en las carpas, les encanta”. Las expresiones no fueron bien recibidas por diversos sectores, incluyendo a los refugiados en la escuela vocacional.

Evelyn Martínez, refugiada, condenó las expresiones de Meléndez y sostuvo que las condiciones en las que están albergados no son las ideales, ya que edificios de la escuela vocacional han sufrido daños a causa de los sismos. “Que queremos dormir en carpas, eso es mentira. Esto no son condiciones, aquí hay grietas y después de cada temblor se agrieta más. La puerta está despegada”, dijo Martínez, quien permanece refugiada junto a su niño de año y dos meses.

Lianys Rivera no negó que “al principio” refugiados expresaron gratitud por estar en un lugar “seguro” al ser removidos de la escuela vocacional, donde originalmente fueron ubicados tras reportarse la emergencia. No obstante, cuestionó el trato que han recibido en los días recientes, así como la falta de coordinación para su remoción y traslado desde el Paquito Montaner.

“Al principio sí nos gustaba porque estábamos en un sitio seguro”, reconoció Rivera.

Jaime Méndez también se mostró frustrado con las expresiones de la alcaldesa. Al igual que otros compañeros criticó la comida que les estuvo sirviendo el Departamento de Educación. “Nosotros no estamos aquí porque queremos. Nosotros estamos qui porque no tenemos de otra. Emocionalmente, mis hijos no están bien…nosotros no estamos aquí porque queremos beneficiarnos de nada, nosotros estamos aquí para que nos ayuden”, sostuvo.

“A la que les gusta meternos debajo de la carpa es a ella. Allá (en el Paquito Montaner) estábamos bien porque allá los militares bregaron con nosotros. Anoche (el domingo) eso fue un corre y corre por los temblores. Yo dormí ahí (al aire libre) y feliz, bien feliz”, dijo Ada Iris Rodríguez.


💬Ver 0 comentarios