La Mesa de Trabajo sobre el aborto denunció frente al Capitolio que el proceso de aprobación de la medida ha sido antidemocrático y excluyente (semisquare-x3)
La Mesa de Trabajo sobre el aborto denunció frente al Capitolio que el proceso de aprobación de la medida ha sido antidemocrático y excluyente. (Xavier J. Araújo Berríos)

Integrantes de la Mesa de Trabajo sobre el Aborto alertaron que el Senado podría bajar a votación hoy, lunes, el proyecto de la autoría de la senadora penepé Nayda Venegas que busca restringir el derecho al aborto en la isla. 

“Son innecesarias y es lo que hemos estado señalando y por eso nos oponemos. En Puerto Rico no existe un problema urgente que haya que atender respecto al aborto y no necesita ser restringido, porque ya existe legislación, reglamentación y jurisprudencia que atiende esa situación”, sostuvo la licenciada Patricia Otón, profesora de Derecho.

La sesión del Senado de hoy está prevista para las 3:00 p.m.

El proyecto del Senado 950 fue devuelto a comisión al finalizar la pasada sesión legislativa, ya que Venegas no estaba complacida con las enmiendas que se le habían sometida a la medida durante el trámite.

Uno de los cambios dispone que todo proceso de terminación de embarazo tendrá que ser realizado por un ginecólogo obstetra. Sin embargo, solo una de las seis clínicas de este tipo, en Puerto Rico, cuentan con una ginecóloga obstetra.

“A esta fecha no hay transparencia, no se ha presentado ni divulgado cuál es el proyecto que se va a estar considerando…es un proyecto totalmente innecesario, probablemente complaciendo a grupos fundamentalistas en nuestra sociedad”, sostuvo Otón.

La licenciada Mayte Bayolo Alonso de la Unión Americana de Libertades Civiles, por su parte, señalo que independientemente de cuál sea la medida traída a votación, ambas son innecesarias y nefastas para los derechos de las mujeres. “Incluso el (proyecto) de las enmiendas, que tiene una lectura potencialmente benévola a simple vista, podría tener un efecto devastador para con los derechos reproductivos, los derechos del cuerpo a la mujer y los derechos a la intimidad”, señaló.

Bayolo Alonso sostuvo que restricciones adicionales al aborto podrían hacer del procedimiento uno inaccesible, lo que podría crear una crisis en la seguridad de quienes se sometan al mismo.   “El hecho de que existe o no existe legislación no significa que existirá o no existirá el aborto. El aborto va a existir...no obstante, lo que no puede vislumbrar es que al eliminar la posibilidad de un aborto seguro y libre creas más riesgo para la mujer y puede crear la muerte como ocurría antes”, puntualizó. 

Otón sostuvo que los esfuerzos de la Legislatura deberían estar dirigidos a la discusión de medidas dirigidas a la educación integral en sexualidad, la prevención de violencia de género y la apertura a declarar el estado de emergencia que diversos grupos le habían solicitado por todas las asesinadas en el país durante el 2018, cifra que ascendió a 51.

(El gobierno) no (ha sido) lo suficientemente proactivo. ¿Qué ha pasado con los kits que están todavía sin investigar en Ciencias Forenses de agresiones sexuales contra mujeres? O sea, que el Estado tiene mucho que hacer y hay muchas áreas que no se están atendiendo, sobre todo la educación integral en sexualidad es fundamental, precisamente para evitar los embarazos no deseados y prevenir la violencia entre pareja”, dijo Otón.

“El Estado no es quien ofrece el servicio de aborto, si lo ofrece es en unas circunstancias sumamente limitada a casos de incesto, violación o cuando está en riesgo la vida de una mujer. Fuera de eso son servicios privados que ya de por sí constituyen obstáculos…lo que no podemos permitir es que el estado que no tienen ningún interés apremiante en esta situación, trate de poner unos obstáculos impermisibles en el acceso de las mujeres a su derecho al aborto”, subrayó Otón.


💬Ver 0 comentarios