El gobierno anunció que próximamente comenzará un proceso de racionamiento en el área noroeste de Puerto Rico.

La situación que enfrenta el embalse Guajataca tras un déficit de precipitación de lluvia, que se ha reportado durante los últimos seis meses en la isla, mantiene bajo alerta al Servicio Nacional de Meteorología (SNM).

“Bueno, realmente la mayoría de los embalses están en niveles óptimos, según la última información de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, el problema es el nivel de Guajataca y, por esa razón, es el racionamiento para la próxima semana. Obviamente, si continuamos sin lluvias significativa, es posible que los otros embalses sufran un poco”, detalló el meteorólogo del SNM, Gabriel Lojero.

El déficit de lluvia indujo ayer a que el gobernador Ricardo Rosselló, junto al presidente ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Elí Díaz Atienza, estableciera un ajuste operacional en el embalse Guajataca, que obligaría el racionamiento de agua para los 60,000 abonados que se suplen de la represa.

Los embalses Carraízo, La Plata, Patillas, Carite, Río Blanco, Caonillas y Fajardo se encuentran en niveles de seguridad; mientras que los embalses de Cidra y Toa Vaca están en niveles altos de observación.

Según los datos más recientes del Monitor de Sequía de los Estados Unidos (USDM, por sus siglas en inglés), 46 municipios han enfrentado una sequía atípica y otros 15 municipios se encuentran en sequía moderada.

La sequía moderada significa que se están desarrollando condiciones de escasez de agua o están por desarrollarse. Por consecuencia del fenómeno, los cultivos se pueden afectar. Bajo esta clasificación, el ente recomienda restricción voluntaria del uso del agua.

“En los últimos seis meses hemos estado observando un déficit de 12 a 16 pulgadas de lluvia en el este interior (de Puerto Rico).  Ese ha sido parte del problema, y por eso hemos estado en condiciones anormalmente secas con sequía moderada”, añadió Lojero.

Para “salir” de la sequía moderada, se tendrían que reportar un área extensa de aguaceros organizados y prologados sobre la isla, dijo Lojero. Pero, por el momento, el SNM solo anticipa tiempo seco, un patrón muy normal durante febrero y marzo. 

“El tema es que se tienen que formar lluvias organizadas y en un área extensa de lluvia, que sea prologando para que tengamos lluvia significativa y, si no lo tenemos, no vamos a tener acumulación significativa. Eso es algo que en esta época del año no es común. No es común recibir esa actividad prolongada de lluvia,generalmente eso ocurre con vaguadas y onda tropicales”, explicó el meteorólogo.

El presidente ejecutivo de la AAA, Elí Díaz Atienza, explicó ayer que partir del 20 de febrero se alternará el servicio en Aguadilla, Aguada, Camuy, Isabela, Moca, Quebradillas y el barrio Puntas de Rincón.

Los trabajos programados para el embalse Guajataca finalizarán en mayo, según las proyecciones de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés).

Estos proyectos incluyen las bombas flotantes y mejoras de la toma de agua de los embalses Guajataca y Carraízo; la toma de agua cruda; la expansión del río Culebrinas; la remoción de sedimentos del lago Aguadilla; y dragados de los embalses de Patillas, La Plata y Dos Bocas, entre otros.

El embalse Guajataca, que suple agua potable a 200,000 residentes de seis municipios, sufrió daños estructurales en septiembre del 2017 después del paso del huracán María. 


💬Ver 0 comentarios