Miriam Espinosa de 70 años en su residencia en el casco urbano en Ceiba. (Cesiach López)

A tempranas horas de la mañana, los residentes de la zona este de Puerto Rico, se levantaron con la noticia de que la tormenta Dorian estaría entrando a la isla por su área, contrario a lo que venían escuchando, por lo que el nuevo panorama de emergencia se hacía sentir en las calles.

Tal fue el caso del municipio de Ceiba, donde se podían ver largas filas en las gasolineras, panaderías, comercios, además de mucho flujo vehicular, maquinarias del municipio trabajando en un cuerpo de agua y muchos residentes tomando precauciones para proteger sus propiedades, contrario a lo que había pasado en días previos, donde en un recorrido por la zona, este medio pudo constatar que las personas no habían colocado tormenteras, ni paneles en sus residencias.

Una de las personas que encontramos en medio de preparativos en su residencia, fue doña Miriam Espinosa, quien tiene 70 años y reside en el mismo casco urbano de Ceiba.

“Yo creía que esto iba por allá, como decían de Ponce y Mayagüez, y nosotros estábamos tranquilos. Y esta mañana me dijeron que entraba y que por Ceiba. ¡Qué triste bendito!”, lamentó la dama, mientras estaba siendo asistida por tres vecinos, quienes se disponían a conseguir las llaves de unos candados que tiene en las rejas para poder instalarle unas tormenteras. 

“El problema de aquí es que yo tengo un viejito de 89 años que yo soy la única que estoy con él. Vamos a ver si ponemos esto que tenemos aquí (tormenteras) y a tapar el hueco aquel de un abánico estractor porque yo soy sola aquí y ellos que me dan la mano”, dijo Espinosa.

Más adelante nos topamos con Luz Calderón y un grupo de caballeros que se encontraban desmontando una carpa en la que a diario la dama atiende a sus clientes en el negocio Mis Antojitos Criollos en el mismo casco urbano de Ceiba.

“Ahora mismo estamos sacando (la carpa) de última hora porque no esperábamos, no iba a pasar por aquí, pero ahora va a entrar por acá. Pensábamos que era como una tormentita tropical así pero, pues, ya ves… va a entrar por acá”, explicó Calderón, quien confirmó a este diario no sentirse preparada por lo abrupto del cambio de la trayectoria.

“Bueno, ¿qué vamos a hacer?... lo que se pueda. Asegurar lo que se pueda porque ya queda poco", sostuvo la residente de Ceiba.

Por su parte, el alcalde ceibeño, Ángelo Cruz, aseguró haberse preparado como si el embate de Dorian hubiese estado previsto para su zona desde un principio, no obstante confirmó que todavía hay necesidades que le comunicó a la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD).

Estábamos preparados desde ayer. Vimos tan errático el movimiento que nos preparamos para lo peor que era que viniera entre Vieques y Culebra y no fallamos. Esta mañana me llamó Carlos Acevedo (director AEMEAD) poniéndose a la disposición, preguntándome que necesitamos le dije que necesitábamos un generador de luz y un tanque de agua para el refugio (Escuela Elemental Don Luis Muñoz Marín)”, explicó el alcalde. 

Sin embargo, Cruz entiende que el enfocar los esfuerzos de Manejo de Emergencia en las zonas sur y oeste no fue la decisión más acertada.

“Diría que la gobernadora (Wanda Vázquez) ha manejado muy bien la situación. En caso de que se enfrascaron solo en un área, eso le corresponde a Manejo de Emergencia que son los que tienen la batuta en esto. Yo entiendo que podían haber hecho una línea para enfrentar la tormenta desde el este hasta el oeste, pero ellos entendían que era el sur y el oeste y ellos están en su manera de pensar. No obstante. si tú ves que el movimiento es errático, no puedes definir por dónde va”, comentó el mandatario municipal.

No obstante, Cruz asegura estar tranquilo y a la espera de que pase la tormenta para poder dar respuesta a su pueblo en caso de cualquier eventualidad.

“No me preocupa porque Ceiba está siempre preparado. Que siempre se va a ir una ventana, se va a romper una puerta o se va a ir un techo, eso pasa en cualquier evento por más preparado que tú estés. Sí, estamos preparados. Ahora mismo estamos a la entrada del pueblo bregando con la boca de un río que nos faltaba, estamos recogiendo escombros desde ayer, le hemos dado duro a eso. Solamente nos queda esperar a que pase el evento y entonces trabajar la situación”, concluyó el alcalde.



💬Ver 0 comentarios