Las personas 73 refugiadas en la hospedería Caribe Hotel, de Ponce, son 20 familias provenientes del residencial Silver Valley y una familia de la comunidad Quebrada del Agua. (GFR Media / Ramón “Tonito” Zayas)

Las 21 familias que fueron desalojadas en Ponce luego del sismo de magnitud 5.4 que se sintió ayer en la mañana fueron examinadas para descartar que estén infectadas con el virus que causa el COVID-19, informó el ayuntamiento ponceño.

Las pruebas fueron administradas bajo una alianza entre el pueblo de Ponce, el capítulo del Sur de Tecnólogos Médicos y la Compañía de Turismo de Puerto Rico, bajo la coordinación del doctor Carlos Rodríguez, de la Oficina de Salud Municipal.

Las personas 73 refugiadas en la hospedería Caribe Hotel, de Ponce, son 20 familias provenientes del residencial Silver Valley y una familia de la comunidad Quebrada del Agua.

A los desplazados también se les suplió material de protección, almuerzo y cena y se les brinda ayuda emocional y psicológica a través de Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca). Asimismo, se ha velado porque mantengan el distanciamiento social en todo momento.

Asimismo, se informó que el secretario de Salud, el doctor Lorenzo González, está en Ponce para revisar que se sigan los procesos de salubridad y seguridad con los refugiados.

De igual manera, el director de la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias, Ángel Vázquez, informó que se mantendrá a refugiados en los hoteles, y que “ellos no irán a las escuelas. Se les llenará un ‘voucher’ de emergencia hasta que puedan moverse a un hogar seguro a través del Departamento de Vivienda”.

“No podemos olvidar que seguimos luchando contra la emergencia del COVID-19. Además de proveerle lo necesario para que estas familias tengan un techo seguro y estabilidad en estos momentos, también queremos prevenir que ninguno tenga el virus y redunde en una emergencia mayor. Todavía en Ponce continúa temblando, así que estamos trabajando con dos emergencias a la misma vez”, indicó la alcaldesa de Ponce, María E. Meléndez Altieri, en declaraciones escritas.

Vivienda evalúa daños

Por otro lado, se informó que el Departamento de Vivienda evalúa junto a los ingenieros estructurales los residenciales Golden View y Cooper View para determinar si alguna otra familia tiene que ser reubicada o si pueden permanecer en el hogar. Una vez se entregue la evaluación final, Vivienda trabajará los casos de forma individual para brindarle una solución.


💬Ver 0 comentarios