Tras los serios señalamientos del renunciante coordinador de Revitalización de la Junta de Supervisión Fiscal, el representante del gobernador ante el ente federal alega que el funcionario miente.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares y el representante del gobierno ante la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Christian Sobrino Vega, arremetieron ayer indignados contra el saliente coordinador de Revitalización, Noel Zamot, y aseguraron que el pésimo desempeño del ingeniero fue la causa para el fracaso del Título V de la ley Promesa y de su supuesta remoción del cargo.

La opinión pública se estremeció ayer con las expresiones de Zamot en torno a las posibles movidas ilícitas en el contexto de la evaluación de millonarios proyectos de inversión dentro del marco del Título V de Promesa.

Según Zamot, Puerto Rico perdió la oportunidad de atraer inversiones ascendentes a unos $3,000 millones en proyectos de infraestructura.

Las expresiones de Zamot en una conferencia reciente con inversionistas -y reveladas por El Nuevo Día- provocaron una especie de terremoto político con diversas réplicas en cadena, tanto desde los principales partidos, el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) y la JSF.

La consternación fue tal que diversas figuras de los dos principales partidos políticos pidieron al ingeniero que dé otro paso más al frente y revele los nombres y las agencias que habrían incurrido en las prácticas posiblemente ilegales.

Ayer, Rosselló Nevares y Sobrino Vega restaron seriedad a Zamot, al subrayar que el ingeniero fue removido de su cargo por la JSF.

El gobernador declaró que Zamot “fue relevado de su cargo por pobre desempeño y por falta de diligencia”.

“Nada personal contra él, pero es la realidad. Llevaba a cabo procesos que estaban fuera de la ley Promesa. Se aprobó solamente un proyecto Título V en el período de dos años que estuvo ahí”, sostuvo Rosselló Nevares.

Para Sobrino Vega, también director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), las expresiones “fueron muy tristes”.

“Son expresiones falsas, muchas de ellas. El proceso de Título V no funcionó por Noel Zamot, que esté tratando de lavarse el rostro para proyectar una imagen profesional a cuesta del gobierno y de nuestra isla es trágico y bochornoso. Debería sentirse avergonzado”, sostuvo.

“Vimos proyectos, donde se tenían que expropiar terrenos, sin diseño ni planos”, aseguró.

El jefe de la Aafaf y representante del gobierno ante la JSF concedió una entrevista a este diario para reaccionar a las expresiones que, hace unas dos semanas, Zamot hizo en el foro “La búsqueda del 8%”, un evento de la firma Consultiva Internacional dirigido a inversionistas y que El Nuevo Día ha cubierto en varias de sus ediciones.

Lo que dijo Zamot

Allí, en síntesis y como orador principal, Zamot sostuvo que la primera ronda del proceso de designación de proyectos críticos bajo el Título V de Promesa se fue a pique, pues oficiales del gobierno obstaculizaron el proceso, sea porque no les agradaba que la JSF determinara qué proyectos críticos debían desarrollarse en la isla o porque los proyectos de los proponentes fueron descartados por las agencias para luego llevarlos a cabo por su cuenta o porque personas vinculadas al gobierno mostraban las propuestas a terceros.

“(Zamot) proponía, en múltiples ocasiones, porque llegaban a mi escritorio proyectos que no tenían partes para ejecutarse. Me explico, sometió un proyecto, voy a ser genérico, en un terreno cuyo terreno no era del gobierno o que no existía”, dijo Rosselló Nevares, al abundar acerca de las supuestas acciones de Zamot como coordinador de Revitalización.

Lo que alega el gobierno

De acuerdo con Sobrino Vega, Zamot pretendía que se aprobaran proyectos a proponentes sin que tales obras fueran a un proceso de solicitud de propuestas o sin que se llevara a cabo un proceso de subastas.

Sobrino Vega dijo que es “normal” que lleguen propuestas no solicitadas al gobierno y que luego se convoque a un proceso de solicitud de propuestas o RFP, por sus en inglés.

El abogado relató que, a principios del 2018, se comunicó con la JSF, específicamente con el asesor legal del organismo fiscal, Jaime El Koury, a quien le expresó preocupación en torno a las gestiones que realizaba Zamot a fin de implementar el Título V.

Luego de los señalamientos del gobierno, aseguró Sobrino Vega, la JSF se vio obligada a publicar, en agosto del año pasado, una política pública acerca del proceso de proyectos críticos para establecer, entre otras cosas, que las obras que fueran designadas por la JSF debían llevarse a cabo luego de un proceso de solicitud de propuestas. La política tuvo el efecto de transferir al sector público la contratación de las empresas para luego atravesar por el crisol del ente fiscal.

En medio de esa dinámica, Sobrino Vega aseguró que integrantes de la JSF le confiaron que Zamot “tenía que irse”.

“Noel renunció, pero también fue renunciado”, dijo Sobrino Vega.

¿Cómo le consta?

—Porque, en las reuniones con miembros de la Junta y con otro personal, se me hizo claro que Noel no estaba dando pie con bola y tenía que irse.

¿Quiénes le dijeron eso de la Junta?

—Yo voy a reservarme las conversaciones que yo tengo con ellos en el proceso deliberativo.

Sobrino Vega aseguró que el propio Zamot había “filtrado” a otro medio de comunicación que sería removido del cargo.

El titular de la Aafaf incluso sostuvo que Zamot tenía sus días contados en la JSF porque, “en diciembre 14 de 2018, (Zamot) filtra un email que él envió a la secretaria auxiliar de HUD (Departamento de la Vivienda y Desarrollo Urbano) sobre el uso de los fondos CDBG, y nos consta que fue él porque fue la única otra persona que estaba copiada en el email”.

Sobrino Vega hacía referencia a un correo electrónico de Zamot que fue divulgado por El Nuevo Día y en el cual, el ingeniero se hacía disponible para ayudar con el tema de los fondos federalespost-María.

¿A usted le consta que fue él quien filtró el email? ¿Usted tiene evidencia?

—Tengo evidencia de que fue él el que mandó el email y que estaba tratando de intervenir en el proceso en favor de intereses privados. Nunca se me designaron cuáles eran.

Sobrino Vega instó a El Nuevo Día a que conversara con la Junta del tema. Este diario obtuvo, en diciembre, el correo electrónico a través de una fuente de entero crédito que no es Zamot.

Zamot no fue despedido

Justo después de la entrevista con Sobrino Vega, este medio conversó con la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko.

¿Zamot fue despedido por la Junta?

—No.

Mientras conversaba con este diario, Jaresko envió la carta de renuncia de Zamot con fecha del pasado 22 de enero y, al instante, negó rotundamente que los integrantes de la JSF estuvieran insatisfechos con el trabajo del ingeniero.

Fuentes de este diario vinculadas a las JSF y que solicitaron anonimato aseguraron que, al conocer algunas de las situaciones experimentadas por Zamot en los pasados meses, hubo pesar.

Otra fuente de entero crédito vinculada con el sector empresarial se comunicó con este diario para indicar que conocía de manera directa los señalamientos de Zamot. “Él vino con mucho entusiasmo, pero se encontró con la realidad que significa hacer negocios en Puerto Rico”, dijo la fuente.

El Nuevo Día cuestionó a Jaresko si tenía conocimiento de los señalamientos de Zamot y, ante ello, la ejecutiva contestó en la negativa.

Jaresko aceptó que sí conocía de la problemática en torno a la presentación de propuestas y el proceso de RFP que llevaba a cabo el gobierno.

Jaresko sostuvo que el proceso de evaluación de proyectos críticos es muy complicado porque requiere la interacción de muchas agencias y porque a estas les tomó tiempo “entender su rol” dentro del Título V.

“Si Noel entiende que hay alguna situación que la lleve a las autoridades”, dijo Jaresko, una exhortación que también hizo Rosselló Nevares.

Jaresko impulsará el Título V

Pero, acto seguido, y en lo que Jaresko no vaciló un instante fue en indicar que el foco dela JSF es continuar promoviendo el Título V de Promesa, al tiempo que aseguró que ya es hora que “haya sentido de urgencia” en el gobierno, tanto para agilizar el desarrollo de proyectos de infraestructura como para implementar las reformas estructurales que todavía no se concretan.

Si bien el proceso de evaluación de proyectos habría estado plagado de complejidades, lo cierto es que a la administración de Rosselló Nevares no le interesa que este se implemente.

Según Sobrino Vega, el Título V no compone nada en el plan del gobierno de Rosselló Nevares porque, desde que este llegó al poder en 2017, se emitió una orden ejecutiva para reactivar la Ley 76 de 2000 (que tiene que ver con el proceso expedito de permisos).

De acuerdo con Sobrino Vega, Zamot daba una interpretación errada al Título V y el gobierno tenía una visión distinta, por lo que no estaban obligados a aceptarla.

Sobrino Vega sostuvo que, como parte de esa orden ejecutiva, se reactivó el Comité de Infraestructura y lo describió como algo exitoso, aunque no precisó qué logros se han alcanzado.

Esta semana, el director de la Autoridad para las Alianzas Público Privadas (AAPP), Omar Marrero, dijo que no necesitan del Título V para llevar a cabo los proyectos que interesan.

A preguntas de este diario en torno a si la política pública impartida por Rosselló Nevares es no colaborar con el Título V, Sobrino Vega contestó en la negativa y aseguró que las inversiones que se han dado a conocer como las mejoras en Baldwin School, la renovación de la finca Río Bayamón y el proyecto New Fortress Energy demuestran que hay capital privado llegando a la isla sin la intervención del Título V o de Zamot.

Habla el FBI

A preguntas de El Nuevo Día, el agente especial a cargo (SAC) del FBI en San Juan, Douglas A. Leff, indicó que “generalmente, cuando hay alegatos de fraude acerca de contratos, el FBI necesita determinar primeramente si es una violación criminal, en lugar de un asunto civil, y si creemos que lo es, entonces tenemos que determinar si hay jurisdicción federal.”

“Este proceso es bien complejo y por ello, usualmente examinamos los hechos y alegaciones en conjunto con la fiscalía federal. El FBI da la bienvenida a cualquier persona con información de un fraude potencial que desee entregar evidencia o visitarnos para discutir los detalles”, dijo Leff.

Reacción política

Por su parte, el presidente de la Cámara baja, Carlos “Johnny” Méndez, recordó que se opusieron a que Zamot se convirtiera en el Oficial de Transformación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), un asunto que también destacaron Sobrino Vega y Rosselló Nevares.

“La Junta, y en su momento, el (coordinador) de Revitalización, están para ayudar a levantar a Puerto Rico, no para gobernar o dictar política pública, eso lo hace el pueblo a través de sus oficiales electos”, sostuvo Méndez.

Ayer, los representantes del Partido Popular Democrático (PPD) José “Conny” Varela, Luis Raúl Torres y Ángel Matos solicitaron investigar las denuncias de Zamot.

En tanto, en su cuenta de Twitter, el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera, sostuvo que si lo expresado por Zamot es cierto, “sería una vergüenza para el país, y lo menos que esperamos de él es que denuncie a los implicados ante las autoridades para que no paguen justos por pecadores”.

Mientras, el portavoz de la mayoría senatorial, Carmelo Ríos, le escribió al presidente de la JSF, José B. Carrión para que tome acción inmediata ante las alegaciones de Zamot.

El senador estadista dio a Zamot 24 horas para que denuncie formalmente dichas imputaciones ante las autoridades correspondientes o, de lo contrario, será “cómplice” de quienes habrían obrado supuestamente en contra de la ley.

Los reporteros Alex Figueroa y Gloria Ruiz colaboraron en esta historia.


💬Ver 0 comentarios