Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Aunque tiene claro que la última palabra la dirá el tribunal, el director ejecutivo de la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS), Agustín Carbó, ve “difícil” que la agencia firme un nuevo contrato con Energy Answers Arecibo, LLC para garantizar el flujo de basura a la planta de conversión a energía (waste to energy) que la empresa interesa construir en ese municipio.

“¿Posibilidades? No lo veo viable. Es difícil que la ADS pueda entrar a un acuerdo de esa magnitud. No veo espacio para eso. Además, la opinión del Departamento de Justicia es clara”, indicó ayer Carbó.

El pasado jueves, Carbó notificó la nulidad de un contrato firmado el 4 de abril de 2012 entre la ADS y Energy Answers. Ese mismo día, la ADS radicó una demanda en el Tribunal de San Juan para que sea ese foro el que finalmente declare nulo el contrato.

En el contrato, la agencia le garantiza a la empresa el flujo diario de 2,100 toneladas de basura provenientes de diversos municipios. Por este servicio, los municipios pagarían una tarifa $36.05 por tonelada de basura.

La acción de Carbó se basó en una opinión legal del secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances, quien concluyó, entre otras cosas, que el contrato viola la Ley de Municipios Autónomos, ya que limita las facultades de los municipios para disponer de su basura.

“Los municipios son los que deben decidir cómo disponer de su basura, no la ADS. De todas formas, nuestro equipo legal se sentará a resolver (con Energy Answers), pero no veo posibilidad de que se firme un nuevo contrato. Queremos dejar este asunto al libre mercado”, declaró Carbó.

Si el tribunal declara nulo el contrato, ¿cómo Energy Answers conseguirá su materia prima?, preguntó este diario.

“La compañía tendrá entonces que negociar directamente con los municipios, pero en la ADS no los podemos obligar. Nosotros no hacemos ese tipo de acuerdo”, respondió el funcionario.

Los portavoces de Energys Answers no ofrecieron declaraciones.


💬Ver 0 comentarios