Esta herramienta de 32 páginas consiste principalmente de tableros de comunicación con mucho estímulo visual a través de un sistema de láminas que busca facilitar que pacientes hospitalizados puedan comunicarse

Un 4.3 porciento de la población del país tiene una discapacidad auditiva que dificulta su comunicación, lo que podría causar obstáculos en el acceso a ciertos servicios, como los de salud.

Ante esta situación, dos expertas crearon varias herramientas para facilitar la comunicación en medio de la pandemia de COVID-19 que vive Puerto Rico igual que el resto del mundo.

“Hay muchos mitos que aclarar, es bien triste”, dijo Limary Crespo Medina, educadora en salud pública que estudia el tercer año doctoral del Programa de Audiología del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

Crespo Medina creó un video educativo corto para orientar a la población en general sobre como eliminar barreras al comunicarse con una persona con algún tipo de pérdida auditiva o sorda, aún sin saber lenguaje de señas. El video está disponible a través de la página de Facebook del capítulo local de la Student Academy of Audiology.

“Es bien básico, con conocimiento general porque hay muchas condiciones que afectan la comunicación”, dijo Crespo Medina, quien comentó que hay personas con diferentes tipos y grados de pérdida de audición.

El video explica, por ejemplo, que hay personas que tienen dificultad entendiendo el habla, mientras otros creen que le hablan en un tono bajo de voz y algunos escuchan sonidos alterados. Además, informa que hay sordos que pueden hacer labiolectura o leer labios, pero esto no significa que puedan captar todo lo que les dicen.

Según explicó, es importante que exista esta consciencia y comprensión general del tema, especialmente en áreas de servicio al cliente, para que no surjan situaciones que laceren los derechos de personas con dificultades de audición.

Por su parte, la licenciada Valeria Caraballo Couret, presidenta del Comité de Orientación a la Comunidad de la Organización Puertorriqueña de Profesionales del Habla-Lenguaje y Audiólogos, creó la Guía de Apoyo a la Comunicación en Ambiente Hospitalario.

Este documento esta diseñado para atajar problemas de comunicación en pacientes hospitalizados a través de materiales de comunicación aumentativa y alternativa. Según el escrito, esto incluye personas con ventilación mecánica, intubación, laringectomías totales, traquestomizados, problemas neuromusculares, déficits cognitivos y prescripción de reposo vocal. Además, se advierte que el documento también puede ayudar a pacientes que su primer idioma no es el español o el inglés o que hablan algún dialecto o utilizan lenguaje de señas y no hay un intérprete presente para ayudarlos.

“La Organización Puertorriqueña de Profesionales del Habla-Lenguaje y Audiólogos desea contribuir a sus esfuerzos diarios en estos momentos y ser apoyo en la comunicación a través de este cuaderno, el cual contiene tableros de comunicación en español e inglés enfocados en el paciente COVID-19 u otro paciente que así lo amerite”, advierte el escrito.

Caraballo Couret explicó que esta herramienta de 32 páginas consiste principalmente de tableros de comunicación con mucho estímulo visual a través de un sistema de láminas que busca facilitar que pacientes hospitalizados puedan comunicarse, especialmente cuando el receptor no conoce el lenguaje de señas.

“Es un vocabulario básico de acuerdo a las necesidades básicas de las personas, especialmente cuando necesiten hablar con otros profesionales de la salud”, dijo.

Agregó que los pictogramas son comúnmente utilizados por personas sordas cuando el receptor no sabe el lenguaje de señas.

“Sería bueno que otras entidades, además de los hospitales, tengan esta guía por su vocabulario básico”, sostuvo Caraballo Couret, quien comentó que personas con afasia por daño cerebral, personas recién operadas y personas con autismo también podrían beneficiarse de un documento como este, el cual, según dio a conocer, ya fue compartido con personal del Colegio San Gabriel y con varios hospitales de forma gratuita, además de la Asociación de Hospicios y Cuidados Paliativos.

Mientras tanto, Crespo Medina advirtió que un reporte que emitió la Universidad de Cornell en el 2016, utilizando datos del Censo, encontró que 4.3 porciento de la población en Puerto Rico tenía una dispacidad auditiva. Además, señaló que, a más edad, más problemas de audición surgían. Entre personas de 65 y 74 años se encontró que 10.2 porciento padecían de problemas auditivos, mientras que entre los de 75 años o más la cifra ascendía a 21.2 porciento Mientras, el documento también encontró que un 28.9 porciento de las personas empleadas en Puerto Rico, entre 21 y 64 años, tenían algún problema de audición.

“Eso es mucho y en muchos casos los patronos lo desconocen”, reiteró Crespo Medina.

Hablar de frente a una persona con problemas de audición, especialmente en un lugar con buena iluminación, y la utilización de expresiones faciales y gestos con las manos son varios de los consejos que la experta recomienda en el vídeo educativo que desarrolló.


💬Ver 0 comentarios