La antigua Torre de Oración se convertirá en un proyecto residencial y comercial. (GFR Media) (semisquare-x3)
La antigua Torre de Oración se convertirá en un proyecto residencial y comercial. (GFR Media)

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Puerto Rico (Puerto Rico OSHA) inició una investigación en relación a la muerte de un obrero mientras realizaba labores de construcción en la antigua Torre de Oración de la Iglesia Ríos de Agua Viva en Carolina

La información fue confirmada este miércoles a El Nuevo Día por Luis Pardo Rosado, secretario auxiliar de Puerto Rico OSHA. "Estamos en proceso de investigación. Cuando abrimos una inspección de accidente como es este caso ampliamos la inspección y vamos a ver otras cosas”, explicó Pardo Rosado. 

Recientemente, The Tower Group LLC oficializó el inicio de la reconstrucción de la torre que antes pertenecía la Iglesia Fuente de Agua Viva. La empresa anunció que el proyecto transformaría el edificio en un complejo de uso mixto llamado Rise Village, y finalizaría para finales de 2020. 

En declaraciones escritas a El Nuevo Día, la compañía indicó el lunes que fue informado sobre lo ocurrido por el contratista Bird Group LLC, encargado de la construcción del proyecto Rise Village. En el proyecto se realizan trabajos de demolición y remoción, como parte de la preparación del edificio para la renovación de la estructura. A su vez, Puerto Rico OSHA confirmó hoy que el obrero que falleció trabajaba para Demex Environmental Group LLC, otra compañía subcontratada en el proyecto.

En su investigación, Puerto Rico OSHA busca corroborar que el patrono que lleva a cabo el proyecto de construcción cumpla con los parámetros y reglamentos establecidos bajo la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo (Ley 16 del 5 de agosto de 1975).

"Esa ley recoge los reglamentos que nosotros utilizamos, con los cuales el patrono tiene que cumplir. En este caso estamos hablando del Reglamento de Construcción, que es el 1926”, explicó el secretario auxiliar. Dicho reglamento recoge una diversidad de riesgos reconocidos y los parámetros de protección con los cuales el patrono debe cumplir. 

"Cuando hacemos la investigación vamos a corroborar que el patrono estuviese cumpliendo con esos reglamentos, del patrono no cumplir y nosotros encontrar deficiencias, se convierten en violaciones a la ley y nosotros entonces emitimos citaciones”, indicó. Si OSHA encuentra violaciones a la Ley 16, puede emitir multas que fluctúan entre los $1,000 y $70,000.  Dicho brazo administrativo del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos tiene hasta 180 días para emitir una citación como resultado de la investigación. 

De acuerdo a un informe de la Policía, una llamada recibida a la 1:13 de tarde del lunes a través del sistema 9-1-1 alertó sobre lo sucedido. Al llegar a la escena, las autoridades localizaron el cuerpo del hombre identificado como Raúl E. García Marrero, de 35 años, residente Naranjito. 

García Marrero se encontraba en el último piso de la torre -comúnmente conocida como la Iglesia de Font- conduciendo una máquina Bobcat y por razones que se encuentran bajo investigación, el obrero cayó al precipicio.  

Pardo Rosado sostuvo que "vamos a ampliar y vamos a buscar a todos los patronos que estén trabajando ahí. Vamos a continuar y vamos a hacer una inspección completa del lugar”. 

Este no es el primer incidente que se registra en la construcción, pues en abril el séptimo y octavo piso de la estructura se prendió en fuego y la situación tuvo que ser atendida por los bomberos. En esa ocasión, Puerto Rico OSHA no intervino debido a que no hubo empleados lesionados, dijo el secretario auxiliar. 

No obstante, aseguró que la investigación actual alcanzará ese suceso. "En esta investigación vamos a verificar también qué fue lo que ocurrió en ese incidente". 


💬Ver 0 comentarios