La apelación de Annette González será atendida por la Junta Ejecutiva Internacional en su reunión del 11 al 12 de septiembre. (GFR Media)

La ex presidenta de Servidores Públicos Unidos (SPU), Annette González, apeló la decisión que tomó la Federación Americana de Empleados Estatales, del Condado y Municipales (AFSCME, en inglés) de declarar vacante el puesto que ocupa desde hace once años.

“He tenido una trayectoria intachable y he luchado por la organización y nuestros afiliados, lo menos que yo esperaba es que me dieran la oportunidad de expresarme. Eso no ocurrió, por eso apelo la decisión, reaccionó González, en entrevista con El Nuevo Día.

El presidente de AFSCME, Lee Saunders, le notificó la decisión el 23 de julio, que se haría efectiva inmediatamente. Saunders argumentó que la local 3234 a la que González pertenece no aplicó el aumento correspondiente de $1.10 mensuales a la cuota en 2019. En cambio, la local absorbió el costo del aumento de estas cuotas, lo cual según Saunders representa una violación de la constitución internacional.

González argumentó, en su apelación, que se consultó con AFSCME si la local estaba permitida a sufragar la diferencia y la entidad no expresó oposición. Además, alegó que la constitución no les faculta a remover a un presidente de su puesto por esta razón, pues ella como unionada estaba al día en el pago de la cuota.

“Debido a que la Hermana González es miembro de esta local, determiné que la Hermana González no es elegible para servir como Presidenta de SPU y declaré vacante su puesto”, anunció Saunders en una carta a los miembros de la junta ejecutiva y presidentes de las locales.

Dado a que el vicepresidente de SPU, Efraín Quiles, renunció a ese cargo, AFSCME determinó colocar a SPU en sindicatura al entender que existía una situación de emergencia. El Artículo IX de la constitución le permite declarar sindicatura cuando “un organismo subordinado está actuando en violación de la Constitución o de cualquier orden legal de la convención”, así como cuando los fondos están amenazados, se interfiere con una campaña de organización o hay intención de separarse. AFSCME no especificó en cuáles de estas cláusulas basaban su decisión de declarar sindicatura.

La apelación de González será atendida por la Junta Ejecutiva Internacional en su reunión del 11 al 12 de septiembre.  Esta junta rechazó por unanimidad una solicitud de la ex presidenta de SPU a los efectos de permanecer en ese cargo hasta tanto se atienda su apelación.

Entre los proyectos que estaba atendiendo González al momento de esta declaración, estaba negociar con las aseguradoras de salud un plan médico a menor costo para 10,000 empleados públicos de 12 locales sindicales.


💬Ver 0 comentarios