La secretaria de Educación, Julia Keleher, visitó hoy -jueves- la escuela José Robles Otero de Toa Baja. (semisquare-x3)
La secretaria de Educación, Julia Keleher, visitó hoy -jueves- la escuela José Robles Otero de Toa Baja. (GFR Media)

Cientos de estudiantes del municipio de Comerío tuvieron problemas hoy para llegar a sus escuelas, o ni siquiera llegaron, para el inicio de clases tras el receso navideño luego que los transportistas escolares en ese pueblo no pudieran salir a dar servicios esta mañana.

La interrupción en servicios se debe a la falta de pagos por parte del gobierno central, explicó el alcalde de Comerío, José A. Santiago.

El mandatario municipal sostuvo que el ayuntamiento contrata los servicios de transportación escolar, pero el dinero lo asigna el Departamento de Educación. El contrato por los servicios que se dieron de agosto a diciembre del año pasado ascendía a $531,000, de los cuales solo se han pagado $132,000, detalló Santiago. Además, a la administración municipal aún se le adeudan $255,000 por los servicios del pasado año escolar, que terminó en mayo, añadió.

Así que, entre una cosa y otra, hay unos $654,000 que me deben. Si no me pagan a mí, yo no puedo pagar (a los cinco proveedores de transporte escolar)”, señaló el alcalde. Unos 1,100 menores reciben el servicio de transportación escolar en Comerío.

Una veintena de municipios se encarga desde el cuatrienio pasado de contratar a los porteadores escolares a través de un acuerdo que inició con la ahora desaparecida Oficina del Comisionado de Asuntos Municipales (OCAM). En ese entonces, los municipios recibían el dinero por adelantado, pero esto cambió cuando desapareció OCAM, recordó Santiago.

Educación informó que la directora de la Oficina de la Región Educativa de Caguas, Wendy Colón, ordenó que se tomen medidas para solucionar el problema.

Hoy, jueves, se llevará a cabo una reunión entre los transportistas y personal de la agencia para dar asistencia técnica e intentar llegar a un acuerdo que permita que se den los servicios a los menores mientras se emite el pago, señalaron tanto el portavoz de la agencia, Alexis Ramos, como el alcalde Santiago.

En este primer día de clases del curso académico, se ha registrado una baja asistencia de estudiante a los planteles, lo que tiende a ocurrir durante cada inicio de semestre en el sistema público de enseñanza.

¿Acaso el jueves no es un día laboral?”, expresó la secretaria de Educación, Julia Keleher, durante una visita a la escuela José Robles Otero de Toa Baja.

Keleher lamentó que, no importa cuándo se pauta el primer día de clases, la asistencia siempre es baja. Los datos sobre la cantidad de estudiantes y maestros que llegaron hoy a las escuelas se darán a conocer en horas de la tarde.

A pesar de esto, la funcionaria sostuvo que todas las escuelas estaban listas para recibir a los alumnos. El director ejecutivo de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP), Josean Nazario, aseguró que la corporación pública realizó todas las labores de remozamiento en las escuelas públicas que atiende.

La AEP se encarga de la infraestructura de 388 de las 856 escuelas públicas, las demás son atendidas por la Oficina para el Mejoramiento de Escuelas Públicas (OMEP).

En el caso de la región de Bayamón, el comedor de la escuela Emilio Delgado en Corozal no está en funciones debido a labores de construcción, por lo cual se notificó a los padres que los alimentos se prepararán en otro comedor escolar y se transportarán hasta el plantel, detalló la directora de la Oficina de la Región Educativa de Bayamón, Yanira Raíces.


💬Ver 0 comentarios