Senador Juan Dalmau Ramírez. (GFR Media)

El senador independentista Juan Dalmau Ramírez advirtió que el propuesto Código Municipal que podría ser aprobado en el Senado tan pronto como el lunes atenta contra la participación de partidos minoritarios en las legislaturas municipales al eliminar todo el lenguaje vigente en la Ley de Municipios Autónomos sobre la selección de estos funcionarios, particularmente los que no formen parte de la plancha del alcalde electo.

Una de las leyes que el Código Municipal deroga es precisamente la Ley de Municipios Autónomos, que le garantiza a los partidos minoritarios tres escaños en la inmensa mayoría de los ayuntamientos. Una de las excepciones es Culebra, que solo garantiza un espacio. Actualmente el Partido Independentista Puertorriqueño tiene presencia en 74 legislaturas municipales, mientras que en otras el tercer partido es representado por funcionarios del Partido del Pueblo Trabajador.

Sin embargo, el Código Municipal propuesto solo estipula que la Comisión Estatal de Elecciones declarará y certificará los legisladores de cada municipio, obviando todo lenguaje que tenga que ver con la representación de minorías en las Legislaturas Municipales.

Pretenden cambiar las reglas del juego de cómo se van a seleccionar los legisladores municipales a meses de la elección. Este Código fue diseñado por los alcaldes asociados y federados como un traje a la medida. Cuando buscas en la medida, se abrogan poderes para contrataciones, expropiaciones y la Legislatura Municipal se convierte en un sello de goma”, dijo Dalmau Ramírez la destacar el rol de legisladores municipales en controversias como el traslado de cenizas a Peñuelas.

Falta de transparencia en la elaboración del código

No fue hasta el viernes que el Senado publicó la versión que se espera baje a votación. El Nuevo Día supo que, en un cambio de última hora, se pospuso la votación hasta el lunes 18 de mayo, dándole a los alcaldes tiempo adicional para opinar sobre la medida. El proyecto original fue radicado en agosto del año pasado y hasta ayer estuvo en secreto. Fue solo compartido con algunos alcaldes y legisladores.

De hecho, algunos alcaldes como Charlie Delgado indicaron que, si bien presentó una ponencia, no se le envió el proyecto final. Otros alcaldes como José Luis Cruz Cruz (Trujillo Alto), William Miranda Torres (Caguas) y Javier Carrasquilo (Cidra) evitaron hacer expresiones sobre el contenido de la pieza.

Ramón Luis Rivera, alcalde de Bayamón, reconoció que no había leído toda la medida, pero sí defendió las cláusulas que conocía.

Es un proyecto gigantesco, tiene ocho libros… pero tiene ventajas. Englobas en una sola ley todas las leyes que tienen que ver con los municipios autónomos y lo codificas”, dijo Rivera.

El alcalde de Bayamón celebró, en el tema de los estorbos públicos, que el proyecto le permite a cualquier ciudadano o inversionista adquirir estas estructuras para mejorarlas, cuando actualmente quien lo hace tiene que pasar un proceso burocrático y cumplir con ciertos requisitos como no ser propietario de una vivienda.

En cuanto al proceso de ordenamiento territorial, se le da supremacía a las ordenanzas municipales y Rivera ofreció el ejemplo de que, mientras el gobierno municipal puede limitar la cantidad de apartamentos en que una residencia puede ser dividida para su alquiler, con el estado de derecho vigente la reglamentación de la Oficina de Gerencia y Presupuesto es más liberal y va por encima de la ordenanza.

Rivera también le dio la bienvenida a la disposición que indica que el director de la oficina de permisos no tenga que ser un ingeniero licenciado. “Puede no ser licenciado, pero que tenga los años de experiencia y cualquier documento que tenga que ser firmado por un ingeniero, pues se consigue al ingeniero licenciado”, dijo Rivera.

José Román Abreu, alcalde de San Lorenzo y presidente de la Asociación de Alcaldes defendió la manera en que se confeccionó el proyecto al sostener que los grupos interesados tuvieron la oportunidad de presentar sus enmiendas. “Hay muchas leyes vigentes que están confusas y ahora se clarificó y eso es positivo”, dijo al desconocer cuáles recomendaciones de la Asociación de Alcaldes habían sido integradas al proyecto.

“Si las recomendaciones que sometió la Asociación se acogieron, no tenemos ninguna objeción en que se apruebe. Esto es beneficio para los gobiernos municipales”, dijo al indicar que 10 personas llegaron a trabajar en las propuestas del organismo que dirige.

El alcalde de Cayey y pasado presidente de la Asociación de Alcaldes, Rolando Ortiz, dijo que sometió “muchísimas” enmiendas, pero no tenía la certeza de que habían sido acogidas.

“Esperamos que las recomendaciones que, con buena fe hicimos para mantener la institución municipal, hayan sido acogidas”, dijo al resumirlas en la necesidad de que las competencias del gobierno sean descentralizadas y que haya mayor flexibilidad para la creación de consorcios.


💬Ver 0 comentarios