Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El gobernador se encuentra a la espera de los resultados obtenidos por el análisis que realizaría la universidad de George Washington.

Un estudio de la Universidad de Penn State reveló hoy que la cifra de muertes por el huracán María pudiera alcanzar los 1,139 fallecidos. 

En noviembre, Alexis Raúl Santos, demógrafo a cargo de la investigación, afirmó a El Nuevo Día que "en el mes de septiembre, que sucedió el huracán María, hay un exceso de alrededor de 500 muertes en comparación con los patrones históricos que hemos observado del 2010 al 2016". 

Precisamente, el estudio que publicó en la revista científica "Journal of theAmerican Medical Association" comparó los muertos entre septiembre y diciembre con tasas de mortalidades previas y llegó a esta nueva cifra. 

Según la publicación, hubo 459 muertes adicionales en septiembre, 564 en octubre y 116 en noviembre.

La investigación utilizó el registro oficial de fallecidos del gobierno y tuvo en cuenta a los que murieron por los efectos inmediatos del huracán, así como las víctimas por los efectos secundarios de la catástrofe. 

La cifra oficial del gobierno de muertes relacionadas al huracán permanece en 64, aunque otras investigaciones también elevaron esa cifra. 

Precisamente, un estudio de la Universidad de Harvard reveló en mayo que la cifra de fallecidos pudiera alcanzar los 4,645. 

Por su parte, el gobierno encargó una investigación independiente al instituto Milken de Salud Pública de la Universidad de George Washington, en Washington, que aún se encuentra recopilando información y que se espera que sea publicado a final de verano.

Reacciona el gobernador

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares reaccionó a este nuevo cálculo admitiendo que el conteo de 64 muertes asociadas al ciclón fue “insuficiente”, y se mostró esperanzado de que el estudio que el gobierno encomendó a la Universidad George Washington arroje información robusta sobre las muertes.

“Yo reconozco que fue un protocolo insuficiente, que era el protocolo que teníamos. Puerto Rico, cuando pasó un huracán categoría 4, histórico, lo que tenía eran protocolos para (un huracán) categoría 1”, expuso Rosselló.

“Yo no tengo objeción en enumerar lo que hansido las fallas de mi administración porque es la única manera de identificarlas y corregirlas... Ciertamente, el proceso de contar las muertes fue insuficiente y, por eso, lo vamos a corregir”, añadió.

El gobernador expresó que otro de sus errores fue el pronóstico de que el 95% del servicio eléctrico estaría restablecido para el 15 de diciembre. “Reconozco los errores. Errar es de humanos. Lo importante es corregir”, manifestó.

El mandatario, sin embargo, indicó que le interesaría conocer el margen de error del estimado, e hizo referencia al estudio que elaboró la Universidad de Harvard, que establecía que como mínimo murieron 793 personas, y como máximo, 8,498.

“No sé si en este estudio dieron un margen. Solamente vi el número, pero me sospecho que debe haber algún tipo de margen y, de seguro, debe ser un poquito menor”, dijo.

Entretanto, el secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, indicó que “todos los estudios sobre las muertes relacionadas con el huracán María tienen que ser utilizados para generar una mejor preparación”.

“El gobierno de Puerto Rico le ha comisionado el estudio de investigación a la Universidad George Washington para revisar los decesos relacionados con el fenómeno atmosférico, y para corregir protocolos de cara a posibles desastres futuros”, sostuvo Pesquera.

El gobierno ya publicó un informe preliminar sobre esta investigación. El documento, sin embargo, mayormente repasa asuntos técnicos de la metodología que utilizarían para determinar los decesos.


💬Ver 0 comentarios