El comisionado del NMEAD, Carlos Acevedo, no reveló el municipio que reportó varios casos. (Jorge A. Ramírez Portela / Especial El Nuevo Día)

Un número indeterminado de envejecientes , al parecer, fueron abandonados a su suerte por los dueños o encargados de más de una égida en medio de la emergencia creada por la serie de temblores con epicentro en la zona sur de Puerto Rico.

“Hubo diferentes situaciones con diferentes égidas”, apuntó Carlos Acevedo, comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), en declaraciones a El Nuevo Día.

“No puedo entrar mucho en detalles. Mediante las entrevistas que hacemos a los municipios nos enteramos que un ayuntamiento tuvo que trabajar unos casos en los que los dueños los habían dejado (a los envejecientes) sin la protección que necesitaban”, relató Acevedo.

El comisionado indicó que los casos fueron referidos al Departamento de Justicia, agencia que iniciaría entonces una investigación, en coordinación con el Departamento de la Familia.

“En uno de los casos lo que nos dicen es que los dejaron al frente del hogar. En otro caso los llevaron a un refugio y los dejaron en el refugio y el responsable de ellos es la égida o el hogar de envejecientes”, sostuvo Acevedo, quien aseguró que los envejecientes afectados se encuentran bien.

“El municipio que le corresponde asumió jurisdicción o los movieron a otra égida”, dijo Acevedo.

"Queremos que todo sea dentro de los parámetros de las leyes", añadió Acevedo, quien resaltó que el requerimiento de la agencia que dirige es que se investigue qué fue exactamente lo que sucedió y que se apliquen las penalidades correspondientes a partir de los hallazgos de la pesquisa.


💬Ver 0 comentarios