Un mosquito Aedes aegypti. (GFR Media) (semisquare-x3)
Un mosquito Aedes aegypti. (GFR Media)

La cantidad de casos reportados de dengue en Puerto Rico disminuyeron al menos un 80% en el 2016 y 2017 en comparación con los años anteriores, reveló hoy a Efe el científico venezolano y en experto en mosquitos radicado en la isla Roberto Barrera.

Barrera ofreció la conferencia "La propagación incesante del dengue y otros arbovirus: Una perspectiva desde Puerto Rico", en el Recinto deCiencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

"El dengue ha estado aumentando de forma vertiginosa en todo el mundo y América en los pasados 30 años, pero en los pasados dos años hemos visto un descenso abrupto del dengue en toda la región, incluyendo a Puerto Rico", afirmó Barrera.

Barrera, no obstante, enfatizó que en los años 2016 y 2017, los casos reportados descendieron por lo menos un 80% "en comparación con años anteriores", aunque el experto admitió que no se sabe con exactitud las razones para ello.

Ante ello, Barrera, que lidera el Equipo de Entomología y Ecología del "Dengue Branch" del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de Estados Unidos en Puerto Rico, mencionó que existen tres hipótesis del por qué.

Barrera detalló que la primera teoría es que el sistema de vigilancia epidemiológico ha cambiado, "y por lo tanto no se está detectando, pero sí están ocurriendo".

La segunda es "que hay menos mosquitos, porque hay menos control, pero esa hipótesis no está muy bien presentada", y la tercera es "que hay una interacción entre los virus después de que la región fue invadida por chikunguña y después zika".

Por esto, Barrera explicó que "puede que hayan interacciones en el cuerpo humano de personas que sufrieron una infección de dengue y luego se infectaron con zika, y ahora están pudieran estar protegidos por el dengue".

"Es muy positivo, porque el número de casos ha ido disminuyendo de una forma asombrosa y lo único que no sabemos hasta cuándo va a durar", afirmó Barrera previo a los hallazgos sobre la propagación del dengue y otros arbovirus en la isla, como el chikunguña y zika, transmitidas por el mosquito Aedes aegypti.

El descenso de los casos de dengue se dieron también después del paso del huracán María en septiembre de 2017, y en cuyos días la cantidad de mosquitos se notó más, debido a la cantidad de lluvia en la isla que inundó los cuerpos de agua y pasaron a las residencias adyacentes.

"Lo que pasa es que esta reducción desde la segunda mitad de 2017 fue muy notable. Vinieron los huracanes, aumentaron los mosquitos significativamente, pero no había virus circulando", explicó Barrera.

"Tuvo más picaduras y mosquitos, pero no había circulación importante del virus. Mosquitos habían de sobra", agregó Barrera durante la LIX Conferencia Anual en honor al Bailey K. Ashford, científico que trató la anemia que mató a casi 12,000 puertorriqueños a principios del siglo XX.

Barrera dijo además que la Oficina Panamericana de la Salud emitió una alerta este año "porque se ha visto un incremento nuevamente de dengue en la región".

"En el 2018, los casos volvieron a su curso normal", abundó Barrera, al tiempo en que detalló que la Unidad de Control de Vectores, que se creó hace dos años y se ubican en los municipios de Carolina, Caguas, Bayamón y Ponce han registrado "números astronómicos".

"Tenemos trampas y todas las semanas se va y se cuentan los números. Esos ejemplares los utilizamos para identificar los virus en los mosquitos. dado que ahora los números de casos están tan bajo, no estamos evaluando los mosquitos. Si estaríamos en caso de riesgo de transmisión, buscaríamos los fondos para analizarlos", añadió.

Desde el 2003, Barrera dirige las investigaciones que el CDC realiza sobre la ecología y control de insectos vectores tanto en Puerto Rico, el Caribe y Estados Unidos.

Actualmente, el dengue y otras enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, como el chikunguña y el zika, se consideran un problema de salud mundial y condiciones endémicas en Puerto Rico.

Según la Organización Mundial de la Salud, el dengue es una infección viral transmitida por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos del género Aedes aegypti.

El dengue se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta.

El dengue en Puerto Rico se ha reportado desde 1963 y desde entonces se reportan entre 7,000 y 25,000 casos anuales.

El chikunguña, por su parte, se comenzó a reportar en la isla en mayo de 2014.

De acuerdo con datos ofrecidos por Barrera, desde ese momento, se han reportado 33,000 casos, mientras que de zika, cuyo primer caso se reportó en noviembre de 2015, se confirmaron 38,000 casos. 


💬Ver 0 comentarios