Los habitantes de Vieques y Culebra se encuentran molestos con las instalaciones y los servicios que se ofrecen.

Ceiba - A tres meses del traslado del terminal de lanchas de Fajardo a este municipio, poco o nada ha cambiado, y los residentes de Vieques y Culebra, además de lamentar la mudanza, sienten que las decisiones que impactan sus vidas de manera directa se hacen sin consultarles.

Hemos estado en todas las reuniones que ha habido oficiales. Ellos pretenden oír, pero ya las decisiones están hechas. Hacen las decisiones primero y vienen luego para oír la gente y tratar de justificar las decisiones hechas”, dijo Lowell Fiet, quien reside en Vieques junto a su esposa, María Cristina Rodríguez.

El matrimonio, que se retiró hace algunos años y decidió establecer su hogar en Vieques, buscaba comprar boletos para viajar a la llamada Isla Nena en febrero y completar su mudanza. Para eso, se dirigieron ayer al terminal de lanchas de Ceiba, localizado en un edificio recién pintado, justo al lado de una carpa que cubre el área de espera.

Eso (bajo la carpa) se inunda cuando llueve. Esa carpa de circo, como digo yo. Uno tiene que estar alzando las piernas o poniendo los paquetes encima de los asientos. Caminar hasta allá y sin sombrilla... te empapas”, dijo, por su parte, Minerva Martínez, vecina de Esperanza, en Vieques.

Destacó que las instalaciones de Fajardo contaban con un edificio en cemento con área de espera, con acondicionador de aire y transporte terrestre disponible.

En octubre, la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) movió el terminal de lanchas de Fajardo a Ceiba. Al mismo tiempo, la corporación pública, adscrita al Departamento de Transportación y Obras Públicas, contrató a la empresa Puerto Rico Fast Ferries para proveer cuatro embarcaciones para el transporte hacia las islas municipio, a un costo de $15 millones.

Esto no está ni en manos de Vieques ni de Culebra”, manifestó el líder viequense Ismael Guadalupe, al bajar de una embarcación.

Comentó que el gerente general de Puerto Rico Fast Ferries, Frederick “Rick” Newman, “es un hotelero”. “Él no va a vigilar los intereses de la ciudadanía de Vieques o Culebra”, sostuvo.

Añadió que habló con el director de la ATM, Juan Maldonado, cuando supieron del cambio de terminal, y el funcionario le comunicó que se trataba de la nueva política pública.

Maldonado no estuvo disponible ayer para entrevista.

¿Desde cuándo política pública es imponerle las cosas a los ciudadanos? Es ausencia de democracia, pero no hay participación mientras tú discutas los problemas de Vieques y no discutas que aquí lo fundamental es darle participación a la gente de Vieques y de Culebra”, sentenció Guadalupe.

El matrimonio de Fiet y Rodríguez no tuvo suerte ayer en su intento por conseguir boletos. Pasados unos minutos desde su llegada al terminal, la persona en la boletería le informó al matrimonio que no podía venderle pasajes en adelanto porque no tenía información de los viajes para febrero, ya que solo contaba con el itinerario de este mes.

Un problema antiguo

La mudanza de las instalaciones de Fajardo a Ceiba no ha aminorado los problemas vetustos con el transporte marítimo. Todo lo contrario, según los usuarios de las islas municipio.

“Sigue igual o peor”, afirmó Martínez, la residente en Esperanza.

“Llegamos al terminal (en Vieques) y algunas veces nos dicen: ‘La lancha no sale a la 1:00 p.m. No sale a las 11:00 a.m. Es a las 3:00 p.m.’”, contó la mujer de 61 años sin terminar su relato.

Una vez llega aquí. Hay que caminar, caminar, caminar por todo ese pedregal. Entonces, cuando uno coge carro público para llegar al sitio (en Fajardo), te toma como una hora”, enfatizó.

Para el viequense Ramón Pagán, el lugar “es una porquería”. “Si llueve, nos mojamos, y las facilidades sanitarias también son una porquería. Esto no está terminado”, puntualizó.

Ante las recurrentes denuncias sobre los problemas en el servicio de transporte durante la celebración del Año Nuevo, el secretario de la Gobernación, Raúl Maldonado, se movilizó junto a otros funcionarios hasta el nuevo terminal para inspeccionar las instalaciones y la operación de las lanchas. El gobierno apuesta a la concesión de una alianza público privada para mejorar los servicios de transportación marítima.


💬Ver 0 comentarios