Del total de casos confirmados, 1,265 se procesaron a través de pruebas serológicas y 1,064 por pruebas moleculares. (GFR Media)

El Departamento de Salud añadió este miércoles 30 casos positivos únicos adicionales de COVID-19 que ya suman 2,329 en Puerto Rico, mientras que las muertes asociadas a la enfermedad ascendieron a 115 con el fallecimiento de una mujer de 90 años de la región de Bayamón.

La agencia informó que este deceso fue confirmado por el Registro Demográfico luego de que la víctima mortal presentó un cuadro clínico que era compatible con el virus al momento de su muerte.

Del total de casos confirmados, 1,265 se procesaron a través de pruebas serológicas y 1,064 por pruebas moleculares, lo que supone que hay más pacientes diagnosticados con pruebas rápidas que con las confirmatorias.

Lo mismo ocurre con los casos nuevos, pues tan solo dos fueron procesados por medio de pruebas moleculares y 28 por exámenes serológicos.

Hasta el momento se desconoce la cantidad de pruebas realizadas en la isla, ya que Salud dejó de suministrar esa cifra diariamente.

Entretanto, las hospitalizaciones por el virus se colocaron en 142, de los cuales 10 pacientes están en recluidos en una unidad de intensivo y seis permanecen conectados a un respirador artificial. No obstante, la cantidad de recuperados es incierta.

Los municipios de Maricao y Culebra siguen sin presentar casos de la enfermedad, mientras que San Juan se mantiene como el de mayor incidencia con 349 personas contagiadas. Le sigue Guaynabo con 132, Bayamón con 126 y Carolina con 100.

Por otra parte, el rango de edad de entre los 50 a 59 años reporta el mayor número de pacientes del virus con 483, seguido del de 40 a 49 con 425 y el de 30 a 39 con 380.


💬Ver 0 comentarios