Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La evidencia pericial, los análisis de sangre y testimonios recibidos en los últimos días por los agentes que investigan el asesinato de la ejecutiva Carmen Paredes le han hecho creer que son falsas las declaraciones sobre el crimen que dio su viudo, Pablo Casellas Toro, y están confiados de que podrán someter una acusación de asesinato en su contra, informaron fuentes vinculadas al proceso a El Nuevo Día.


💬Ver 0 comentarios