(GFR Media)

La secretaria del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Briseida Torres Reyes, sostuvo que durante la emergencia provocada por la propagación del coronavirus COVID-19, los empleados afectados pueden solicitar ajuste en su horario de trabajo, reducción de jornada, cambios de lugar de trabajo y acuerdos para la reposición de horarios.

Así lo recoge la funcionaria en una opinión que emitió y en las que recoge las disposiciones legales aplicables a los empleados y patronos ante las situaciones que puedan surgir en el empleo durante la emergencia provocada por el COVID-19. “Ante la situación histórica en la que nos encontramos inmersos, es imperativo tomar medidas para proteger a la población de Puerto Rico, así como brindarle las herramientas a nuestra clase trabajadora para protegerse a sí mismos y a los suyos”, lee el documento.

La Ley 379-1948, conocida como la “Ley para Establecer la Jornada de Trabajo en Puerto Rico”, le permite al trabajador solicitar por escrito el cambio en sus condiciones laborales. No obstante, deberá especificar la razón, la fecha de efectividad y la duración del cambio. El patrono, por su parte, puede conceder o denegar la petición, pero de la respuesta ser contraria tiene que detallar las razones para la decisión y cualquier alternativa a la solicitud presentada.

El mencionado estatuto también establece que el patrono debe atender con prioridad las peticiones presentadas por jefes de familia que tengan la patria potestad o custodia única de sus hijos. “Esta disposición cobra especial importancia ante la emergencia actual, ya que podrían llevarse a cabo cierres o cambio de horarios en las instituciones educativas”, agrega en la opinión Torres Reyes.

“El conceder solicitudes de cambios de lugar de trabajo, lo cual podría incluir el trabajo remoto, constituye una medida que contribuiría a controlar la propagación del COVID-19”, sostuvo.

Sobre el uso de licencias y beneficios vigentes, Torres Reyes señaló que los empleados tienen a su disposición el uso de la licencia por enfermedad -establecida bajo la Ley de Salario Mínimo, Vacaciones y Licencia por Enfermedad (Ley180-1998- para atender cualquier ausencia meritoria relacionada al COVID 19.

Dijo que los empleados del sector privado cobijados bajo la Ley 180-1998 que trabajen para patronos con más de 15 empleados, pueden utilizar hasta un máximo de cinco días acumulados por enfermedad, siempre que mantengan un balance de cinco días.

También el empleado puede solicitar que se le permita el uso de su licencia para vacaciones para las situaciones que entienda convenientes, lo cual será concedido por el patrono discrecionalmente. No obstante, esta licencia podrá ser exigida por el empleado que las hubiera acumulado por un año.

En cuanto a los derechos de los empleados clasificados como ejecutivos, administradores y profesionales bajo el Fair Labor Standards Act de 1938, conocidos como empleados exentos, sostuvo son aquellos que surjan del contrato de empleo o de los acuerdos pactados con el patrono.

Recordó, además, de los empleados necesitar ausentarse al trabajo debido al COVID-19, luego de haber agotado las licencias aplicables, tienen la oportunidad de solicitar los beneficios del “Seguro por Incapacidad Temporal (SINOT)”. El SINOT provee beneficios a los trabajadores asegurados que han perdido su salario como consecuencia de una incapacidad ocasionada por una enfermedad o lesión que no esté relacionada con el empleo. En aquellos casos donde el patrono cierre o reduzca sus operaciones a causa de la emergencia del COVID-19, el empleado pudiera ser elegible a compensación bajo el Seguro por Desempleo.

A preguntas de este rotativo, el portavoz de la agencia, Javier Villa, indicó que aquellas personas que queden sin trabajos durante este período de emergencia pueden someter la solicitud inicial de ayuda por desempleo, así como la solicitud de seguimiento, a través de la página web www.trabajo.pr.gov

Mientras, para conocer el estatus de su solicitud o la fecha de pago, va a estar disponible la línea automatizada 787-625-7900.

Hasta ahora, las ayudas disponibles para desempleo son las destacas en la orden, pero estas podrían ampliarse de surgir una declaración de emergencia por parte del gobierno federal.


💬Ver 0 comentarios