El secretario de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat, dijo que evalúan pedir una modificación a los nuevas restricciones del gobierno federal. (David Villafañe)

Washington - El secretario de la Vivienda de Puerto Rico, Fernando Gil Enseñat, reconoció ayer que los nuevos requisitos que impone el Departamento de la Vivienda federal (HUD) harán más difícil el manejo de, por lo menos, $16,500 millones autorizados para proyectos dirigidos a la reconstrucción de la isla.

Al gobierno de Puerto Rico, no solo le sorprendieron con nuevas restricciones para acceder a $8,285 millones en fondos de mitigación del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG), sino que se les presentan esas exigencias en la propuesta de acuerdo para el próximo desembolso de otros $8,221 millones.

El secretario de HUD, Ben Carson, propuso que los proyectos CDBG-DR requieran el visto bueno del nuevo monitor financiero federal, de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y que el gobierno de la Isla cumpla con los objetivos de una reforma en el registro de la propiedad.

Al mismo tiempo, Carson impulsa prohibir que esos fondos se utilicen para reparar la red eléctrica o cumplir con la orden ejecutiva del gobierno de Puerto Rico que obligaría a pagar $15 la hora a los trabajadores de proyectos de reconstrucción financiados con fondos federales.

“(Hay) trabas y maneras que pueden dilatar el proceso burocrático… Se pusieron trabas de más”, indicó Gil Enseñat, quien acentuó la “mala fe de algunos funcionarios, no de todos, en HUD”.

Por su parte, la gobernadora Wanda Vázquez Garced dijo que examinarán pedir cambios en las nuevas restricciones.

HUD publicó, el jueves, las guías para el uso de $8,285 millones en fondos de mitigación del programa CDBG-DR. También, anunció que presentó al gobierno de Puerto Rico el documento que sellaría la forma en que se utilizaría la partidade $8,221 millones del programa CDBG-DR autorizados en febrero de 2019.

Para sorpresa del gobierno de Puerto Rico, los documentos contienen restricciones que complicarán el acceso a los fondos, en momentos en que HUD solo ha desembolsado $1,507 millones del total de cerca de $20,500 millones prometidos a la isla después del huracán María.

Por ejemplo, tanto el monitor como la JSF tienen que revisar cada proyecto, y Gil Enseñat teme que la prohibición en el uso de fondos para mejorar el sistema energético frene iniciativas que pudieran vincular los programas CDBG-DR y de zonas de oportunidad.

Respecto al desembolso de los $8,221 millones que están más cerca de distribución, el secretario de la Vivienda de Puerto Rico señaló que HUD ha propuesto dividir esos fondos en cuatro desembolsos y que el primero sería de unos $1,700 millones, no de $1,000 millones como anunció la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

Pero, ese próximo desembolso depende de que el gobierno de Puerto Rico acepte las condiciones impuestas esta semana por HUD. “Tenemos la opción de firmar (el acuerdo) así o tratar de negociar”, indicó.

Marga Parés escribió desde San Juan.


💬Ver 0 comentarios