Pronóstico del Centro Nacional de Huracanes a las 11:00 p.m. (GFR Media)

El sistema al este de Barbados que vigila el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) aumentó su probabilidad de desarrollo en las próximas 48 horas a 70% y se espera que se convierta en depresión o, incluso, tormenta tropical mientras se acerca a las Antillas Menores, según el más reciente boletín de la agencia.

“Una fuerte ola tropical, acompañada de una amplia área de baja presión ubicada entre Barbados y Tobago, está produciendo lluvias y tormentas eléctricas que muestran signos de organización. Además, los datos y las observaciones recientes derivadas de satélites de vientos de superficie indican que el disturbio está produciendo vientos cerca de fuerza de tormenta tropical en la parte este del sistema”, lee la discusión de las 11:00 p.m.

El sistema mantiene probabilidad de desarrollo de 70% durante los próximos cinco días.

El meteorólogo Gabriel Lojero, del Servicio Nacional de Meteorología, explicó más temprano que, hasta el momento, “hay mucha incertidumbre todavía” en términos de si el sistema logra convertirse en un ciclón tropical dentro de los próximos días, puesto que aún luce muy desorganizado, pero sí provocaría fuertes aguaceros.

“Lo más importante es enfatizar que, independientemente el desarrollo del sistema, va a haber fuertes lluvias a través del área, entre martes y miércoles. Vamos a estar experimentando actividad de fuertes lluvias para todas las áreas”, destacó.

El boletín del NHC también recalca que el disturbio probablemente dejará amplias lluvias y y fuertes ráfagas de viento sobre Puerto Rico y las Islas Vírgenes entre la noche del lunes y el martes.

Habría que observar, indicó, si el sistema genera un centro de circulación, que es lo que necesita para considerarse un ciclón.

Lojero recalcó que el peligro mayor de este sistema son las fuertes lluvias que propiciarían el desarrollo de inundaciones y deslizamientos de terreno.

Aunque se esperaría oleaje picado, las condiciones marítimas no se deteriorarán tanto, como ocurrió con el paso de Jerry a unas 200 millas de San Juan. Se espera que la marejada asociada a Jerry disminuya entre mañana y el lunes, a medida que continúe alejándose.

Las agencias meteorológicas exhortan a mantenerse atentos a los boletines.


💬Ver 0 comentarios