Julia Keleher era considerada una "estrella" dentro de la administración del renunciante gobernador Ricardo Rosselló.

Uno de los abogados de la exsecretaria de Educación, Julia Keleher, confirmó este lunes que la capacidad de su clienta para trabajar y generar ingresos se ha visto afectada a consecuencia del caso de corrupción que enfrenta en Puerto Rico.

Las expresiones del licenciado Javier Micheo Marcial surgen en momentos en que se dio a conocer un supuesto esfuerzo de recaudación de fondos para ayudar a costear la defensa legal de Keleher, quien está imputada de conspirar para cometer fraude, robo, fraude electrónico, lavado de dinero y conspiración para lavado de dinero. Todo forma parte de un esquema para desviar sobre $15 millones en fondos públicos a empresas e individuos que aprovecharon sus contactos con el gobierno para abultar sus ingresos.

Micheo Marcial y la exfiscal federal María Domínguez representan a la extitular de Educación en el caso.

“Ha tenido un efecto negativo sobre sus habilidades de trabajar. Más allá de eso, no podemos emitir comentarios, pero obviamente, le ha perjudicado su capacidad de generar ingresos”, comentó cuando El Nuevo Día le preguntó sobre la campaña de recaudación de fondos.

Más temprano, se divulgó a través de la red social Twitter un correo electrónico en el cual el consultor en comunicaciones para clientes del área de la Educación, Andy Plattner, recababa apoyo para Keleher, a quien describió como su amiga y de quien dijo "no es corrupta".

“Ha tenido que vender su casa, mudarse con sus padres y trabajar en una tienda mientras sus abogados se preparan para su defensa en el caso”, expuso en el escrito, con fecha del 20 de diciembre, a las 12:32 p.m.

“Ella puso las ganancias de su hogar, sus ahorros de toda la vida y su cuenta de jubilación en sus honorarios legales, y eso no será suficientemente”, agregó Plattner en la comunicación que compartió el periodista de Education Week, Andrew Ujifusa.

Micheo Marcial rechazó confirmar la información sobre los esfuerzos de recaudación y el trabajo de su clienta.

Los esfuerzos de El Nuevo Día por contactar a Plattner resultaron infructuosos, así como tampoco se logró comunicación con Domínguez.

La corporación Plattner Communications & Public Affairs, con sede en Maryland, tiene entre sus clientes a empresas y entidades que impulsan la privatización de la educaciónpública a través de las escuelas chárter, tales como American Educational Research Association y el National Alliance for Public Charter Schools, según su portal web. También tiene como clientes a los estados de California, Delaware, Maryland, Pensilvania, Washington, entre otros.

Además de apelar a la dádiva de sus suscriptores en Navidad, Plattner expuso en su comunicación que Keleher fue una líder “atrapada en una vorágine política, así como en el huracán María”.

Más información: Noticia del Año: la renuncia de Ricardo Rosselló y el Verano del 19

La exsecretaria de Educación fue acusada, el 10 de julio, por conspirar para cometer robo, conspirar para cometer fraude electrónico y cometer fraude electrónico.

Junto a la extitular de Educación, fueron acusados la exdirectora de la Administración de Seguros de Salud (Ases) Ángela Ávila Marrero, el exasesor Alberto Velázquez Piñol y los contratistas Fernando Scherrer Caillet, Mayra Ponce Mendoza y su hermana Glenda Ponce Mendoza.

Los abogados de los seis acusados presentaron, el 27 de noviembre, una moción para trasladar el juicio a otro distrito en Estados Unidos, por entender que, en Puerto Rico, cualquier jurado estaría prejuiciado por la publicidad excesiva en contra de los acusados.

La moción, ante la consideración del juez Pedro Delgado Hernández, está amparada en la supuesta publicidad negativa que las protestas del verano de 2019 suscitaron en el caso.

El juicio está pautado para comenzar en mayo de 2020.


💬Ver 0 comentarios