Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La Junta de Calidad Ambiental (JCA), ahora bajo la presidencia de la licenciada Laura Vélez Vélez, se adentró en un minucioso proceso de evaluación y análisis de los proyectos de conversión de desperdicios sólidos a energía (waste to energy) propuestos para Arecibo y Barceloneta.

Aunque la postura de la agencia es no limitar ni apostar a una sola tecnología para atender la disposición de basura en la Isla, Vélez Vélez indicó que solo darán el visto bueno a las plantas waste to energy si cumplen con tres requisitos específicos.

Esos tres requisitos son promover el mayor reciclaje posible y asegurar que los materiales a incinerarse no son potencialmente reciclables, garantizar la implementación de las medidas de control más estrictas para no degradar la calidad del aire, y contar con todos los permisos de operación otorgados por las agencias reguladoras estatales y federales.

“Aquellos proyectos que estaban en la JCA previo a mi llegada van a pasar por un proceso de evaluación y se les daría oportunidad (de establecerse) solo si demuestran que atienden esos tres puntos”, dijo Vélez Vélez en su primera entrevista tras asumir su cargo.

¿Cree usted en la tecnología waste to energy?, preguntó El Nuevo Día.

“Es una tecnología que tiene que ser evaluada. No es algo que se ha hecho en Puerto Rico y se tiene que evaluar caso a caso. Uno no lo descarta, pero se tiene que evaluar”, reiteró la funcionaria, al destacar que en la Isla “hay áreas sensitivas” incapaces de albergar una planta waste to energy.

La planta de Arecibo, impulsada por la compañía Energy Answers y que procesaría 2,100 toneladas de basura al día, parece estar más adelantada que la de Barceloneta. Esta última, propuesta por la empresa Sunbeam Synergy, procesaría 272 toneladas diarias.

La planta de Arecibo ya tiene aprobadas la Declaración de Impacto Ambiental y la consulta de ubicación, además de que la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) y la propia JCA expresaron el cuatrienio pasado su intención de endosarlas.

En noviembre pasado, la JCA realizó una vista pública en Arecibo sobre la incineradora. Empero, Vélez Vélez aún no ha recibido ni evaluado el informe que prepararía el oficial examinador que dirigió la audiencia.

“Una vez se tenga, la Junta de Gobierno de la JCA se expresará”, indicó Vélez Vélez, quien dijo ser consciente de la oposición ciudadana que enfrentan las incineradoras.

Consejo a la AEE

A tales efectos, Vélez Vélez recomendó a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) hacer una “evaluación integrada” de los acuerdos de compra de energía que entabló con al menos seis empresas que utilizan la tecnología waste to energy.

“A la nueva dirección de la AEE le toca evaluar si tiene la necesidad de comprar esa energía o si va a haber suficiente flujo de basura para mantenerlas”, sostuvo.

Vélez Vélez recordó que el Itinerario Dinámico para Proyectos de Infraestructura de Residuos Sólidos, de la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS), dispone la construcción de dos plantas waste to energy.

“La disposición de la basura en Puerto Rico es un problema real. Hay necesidad de mirar las nuevas tecnologías abiertamente, pero también de promover el reciclaje como alternativa”, acotó la flamante funcionaria.

Vélez Vélez estudió Ingeniería Química y Derecho en la Universidad de Puerto Rico. Desde que se graduó trabajaba en la empresa privada.


💬Ver 0 comentarios