El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz. (GFR Media)

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, rechazó ayer que la citación que recibió de la fiscalía federal como testigo en el caso contra el exdirector de la Oficina de Asuntos Gubernamentales de ese cuerpo legislativo Ángel Figueroa Cruz golpee su imagen o la del Capitolio.

En cambio, afirmó que el señalamiento, pautado para el 16 de octubre, “desmiente” a quienes han tratado de inculparlo en el esquema de corrupción.

“Todo el que está en la discusión pública tiene efecto sobre su persona la discusión, pero yo creo que va a tener más efectos en los que estuvieron haciendo insinuaciones en contra mía, que ahora van a tener que aceptar que yo soy testigo del fiscal”, expuso el líder senatorial.

A Figueroa Cruz, se le imputa un supuesto esquema de facturación por servicios profesionales que no fueron prestados.

Rivera Schatz fue citado cerca de las 3:00 p.m. del viernes, mientras se encontraba en el Capitolio. Aseguró que está tranquilo y que se puso a disposición de la fiscalía federal para ser entrevistado previo a la citación.

“El abogado de defensa de él (de Figueroa Cruz) también, me parece, que compareció por escrito, identificando testigos de defensa. Es parte de los procesos típicos”, sostuvo.

Rivera Schatz rechazó que sea objeto de una investigación de las autoridades federales.

Y aseguró que le cuestionó directamente a la agente que ejecutó la citación. “Ella me dijo: ‘usted no es tarjeta de ninguna investigación’. Eso me dijo ella a mí, lo cual ya sabía”, respondió.

Sobre los cargos que se le imputan a Figueroa Cruz, el presidente del Senado dijo que “no se sostienen” en ley.

“Ellos no tienen base para plantear que él violó la ley porque quien certifica el contenido de la factura no es él, es el contratista. Entonces, le están imputando a él la actuación de un contratista. Él no certifica, quien certifica es el contratista, con quienes me da muchísima pena también”, dijo en referencia a los otros imputados, Isoel Sánchez Santiago y Chrystal Robles Báez.

“A nadie le gusta que haya otras personas en desgracia, y me da pena que les haya pasado eso a ellos”, abundó.

Figueroa Cruz fue arrestado, junto a los asesores legislativos Sánchez Santiago y Robles Báez, el 30 de mayo. Los cargos presentados son, específicamente, por fraude electrónico y robo de identidad agravada.


💬Ver 0 comentarios