Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La designada directora de la Compañía de Turismo, Carla Campos (horizontal-x3)
La designada directora de la Compañía de Turismo, Carla Campos. (GFR Media)

La Compañía de Turismo se declaró hoy en contra del proyecto de ordenanza 13 del Municipio de San Juan que busca establecer una moratoria de un año a los arrendamientos a corto plazo a través de plataformas digitales, como Airbnb.

Carla Campos Vidal, designada directora de la agencia, señaló que la medida tendría un efecto negativo para el turismo de la isla y el desarrollo de la economía.

“El potencial  daño al desarrollo  turístico y a la economía en general se agrava tomando en consideración que la propuesta moratoria se circunscribe al Viejo San Juan, epicentro de dicha industria en la isla”, estableció la funcionaria.                       

Campos Vidal acotó que, si resulta ser necesario regular este tipo de alquileres, esa gestión le correspondería a la Compañía de Turismo para que “proceda en el pleno ejercicios de sus facultades al tratarse de alquileres evidentemente turísticos”.

De igual manera, aseguró que por el momento “no es necesario” expandir el marco regulatorio sobre los arrendamientos a corto plazo ya que, según la funcionaria, el ordenamiento territorial vigente atiende las preocupaciones esbozadas en la medida.     

Campos Vidal resaltó que Turismo ha establecido alianzas con Airbnb, principal plataforma de arrendamientos a corto plazo en la isla, para que sea esta ultima la que remita el impuesto recaudado en Puerto Rico a la Compañía de Turismo.

Para el año   fiscal 2016-2017, el impuesto recaudado por la agencia por concepto de la ocupación de habitación del sector a corto plazo ascendió a sobre $3.5 millones y en lo que va del año fiscal 2017-2018 el impuesto de recaudo asciende los $4.5 millones.   

“Decretar una moratoria en el otorgamiento de permisos de uso que autoricen el arrendamiento a corto plazo contraviene la política pública de la administración del gobernador Ricardo Rosselló”, señaló la designada a la dirección de la agencia.

“Es vital garantizar su visibilidad (la del Viejo San Juan) y permitir que se atienda la demanda turística en un marco de respeto mutuo con la comunidad de la isleta”, dijo Campos Vidal.

Turismo se unió a las voces en contra del proyecto de ordenanza del ayuntamiento capitalino.

La Asociación de Comerciantes del Viejo San Juan rechazó el martes la medida porque, según la organización, la propuesta “matará” la economía de la isleta sanjuanera.

No obstante, la Asociación de Residentes del Viejo San Juan se pronunció ayer a favor de la medida y afirmaron que darán la batalla para proteger el carácter residencial de su comunidad que “está amenazado” por los arrendamientos a corto plazo.

Radican medida para que sea Turismo quien regule los arrendamientos a corto plazo

Tras la radicación de la ordenanza por parte de la alcaldesa de San Juan, y ante una ausencia de un marco regulatoria sobre los arrendamientos a corto plazo a nivel isla, el senador por San Juan, Miguel Romero, propuso hoy una medida para que sea la Compañía de Turismo el ente regulador de este sector.

El proyecto del Senado 100 “pretende delinear la forma y manera en la que se podrán autorizar y otorgar los permisos correspondientes para aquellas personas que tengan propiedades en zonas turísticas y deseen hacerlas disponibles para distintos arreglos de arrendamiento a corto plazo”.

Según Romero, sería la Compañía de Turismo de Puerto Rico sería la entidad regularía y otorgaría los permisos aplicables dentro de las zonas que hayan sido o puedan ser declaradas como turísticas.

“Los anfitriones resultan ser dueños de una propiedad residencial que arrendan uno o más cuartos de esta o, inclusive, la propiedad completa.  Esta particularidad establece un punto de encuentro de una diversidad de estatutos que van desde derechos de propiedad y aquellas disposiciones aplicables a desarrollos turísticos”, dijo el senador.


💬Ver 0 comentarios