Dimaris Román agradeció el apoyo del pueblo durante el velorio de quien fue el presidente de la Unión de Empleados de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado, que murió en medio de una balacera ajena en Carolina.

Dimaris Román, viuda del asesinado líder sindical Francisco ‘Kiko’ Reyes Márquez, se desborbó en palabras de agradecimiento tanto a organizaciones sindicales como a ciudadanos particulares que le han brindado el pésame a la familia del expresidente de la Unión de Empleados de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE), asesinado el pasado viernes en medio de una balacera de la cual nada tenía que ver en Carolina.

El cuerpo de Reyes Márquez, de 50 años, fue expuesto esta mañana en la Funeraria Ehret, de Río Piedras y será sepultado mañana en el cementerio Los Cipreses.

“Un país entero. Personas de distintos lugares, organizaciones, familias, entidades… realmente hemos sentido un poyo general y genuino. Una solidaridad que, entiendo, obedece a lo que él sembró, la clase de persona que fue la disposición que siempre tuvo para ayudar a la gente que lo necesitaba”, explicó Román en entrevista con El Nuevo Día.

La mujer, secretaria administrativa en la unión que Reyes Márquez presidió, se encontraba junto a un hijo menor de edad y su esposo el viernes pasado a bordo de un vehículo en la carretera PR-887, debajo del puente de la Ruta 66, en Carolina. Allí se suscitó una balacera en que también perdió la vida el presunto verdadero blanco de los disparos: Christian Manuel Díaz Abreu, quien cumplía una probatoria federal por narcotráfico, según la Policía.

El autor del crimen no ha sido apresado.

“Estamos bien agradecidos. Nos sentimos acompañados, no nos sentimos solos. Nuestro dolor es nuestro y será eterno, pero nos sentimos rodeados de personas que genuinamente lo querían y lo reconocían”, dijo Román.

La viuda explicó que, si bien siempre ha sentido empatía contra las víctimas de la criminalidad que arropa el país, nada en la vida prepara a una persona para convertirse en víctima.

“Como seres humanos vemos las noticias y lamentamos mucho, como familia, las pérdidas de otras familias y sentimos empatía con lo que sufren otras personas, e imaginamos cómo sería si nos tocara de acerca, pero realmente uno nunca sabe hasta que uno está en una posición como esa”, sostuvo Román. “Esa la situación más traumática que hemos vivido y yo no podría decirte lo que allí se vivió. Sí puedo dar fe de que somos una familia creyente y que lo único que nos sostuvo, nos ayudó y protegió fue la mano de Dios”.

Espacio de la Policía

Sobre la pesquisa criminal, Román indicó que el personal de la División de Homicidios de Carolina le ha dado espacio a la familia para concluir con los trámites fúnebres antes de realizar una entrevista en profundidad, más allá de haber recopilado datos preliminares la noche de latragedia.

“Estoy en contacto con la persona encargada de Homicidios, pero han sido bien condescendientes con la familia y bien considerados. Nos han dado espacio”, dijo Román, quien insistió en que se esclarezca el caso.

“Es algo que en cierta medida daría paz. Cuando suceden cosas injustas, lo que apelamos los buenos ciudadanos es a la justicia. Que las injusticias se paguen”, dijo la mujer. “Lo que quisiéramos es que estas cosas dejen de suceder”.

Sigue la Unión

Lizbeth Mercado Cordero asumió el pasado 28 de diciembre la presidencia interina de la unión, por designación de la Junta de Directores del gremio. Las elecciones para seleccionar la próxima electiva serán en agosto.

“Hay que seguir el legado”, dijo Mercado Cordero, quien describió a Reyes Márquez como un hermano.

“Es difícil. Siempre lo llamaba…. éramos hermanos, de verdad. Confiaba mucho en mí y yo en él y hablábamos de lo que íbamos a hacer. Él quería que cuando él terminara (en la presidencia) yo siguiera esto, pero le dije que para eso faltaba tiempo”.


💬Ver 0 comentarios