La gobernadora Wanda Vázquez. (GFR Media)

Washington - La gobernadora Wanda Vázquez Garced aceptó oficialmente el acuerdo de subvención que regulará la próxima partida de $8,221 millones en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR), antes de viajar a Washington para reuniones sobre la recuperación de la isla tras la catástrofe causada por el huracán María y los recientes terremotos.

Vázquez Garced anunció que el lunes suscribió el acuerdo, el cual había ofrecido en enero el secretario del Departamento de la Vivienda federal (HUD), Ben Carson, y que viene acompañado de nuevos controles y restricciones en el manejo de esos fondos.

Bajo el plan de HUD, esos $8,221 millones –que forman parte de una asignación de fondos CDBG-DR que ronda los $20,500 millones-, serán distribuidos en varios bloques. El primero sería de unos $1,700 millones.

Esta mañana, además, el secretario designado de la Vivienda de Puerto Rico, Luis Carlos Fernández Trinchet, y el secretario interino de la Vivienda, Dennis González, encabezaron una reunión en HUD sobre los fondos CDBG-DR.

“Queríamos establecer esa comunicación con ellos, para fortalecer la credibilidad”, dijo a El Nuevo Día Vázquez Garced, cuyas expresiones de que mejoran la confianza con el gobierno federal contrastan con los nuevos controles que le imponen a la Isla.

Como ha propuesto HUD para el uso de otros $8,285 millones que tienen que utilizarse en proyectos de mitigación y que todavía requieren de un plan de acción del gobierno de Puerto Rico, el acuerdo de subvención sobre el uso de los $8,221 millones requiere que los proyectos tengan el visto bueno del nuevo monitor financiero federal y que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que controla las finanzas públicas de la Isla certifique que cumplen con el plan fiscal y el presupuesto de la isla.

Los requisitos de HUD también obligan a que el gobierno de Puerto Rico demuestre que cumple con los objetivos hacia la reforma del registro de propiedades en la isla, no los para nada relacionado a mejoras a la red eléctrica y eche a un lado la orden ejecutiva que requiere pagar a $15 la hora a los trabajadores de obras de reconstrucción financiadas con fondos federales. El proceso burocrático administrativo también se complica.

Debido a que consideró esos requisitos como “trabas de más”, la gobernadora Vázquez Garced despidió al ex secretario de la Vivienda Fernando Gil Enseñat.

La gobernadora volvió a defender la destitución de Gil Enseñat pues considera que “desde un principio dijimos que íbamos a cumplir con los requisitos”.

Días después de haber cesado a Gil Enseñat, quien considera todo su problema es haber respaldado a Pedro Pierluisi para la primaria a la gobernación dentro del Partido Nuevo Progresista (PNP), Vázquez Garced indicó que también estaba inconforme con el lento uso de los primeros $1,507 millones en fondos CDBG-DR que fueron hechos disponibles a la Isla en febrero de 2019 y de los que, hasta finales de diciembre, solo se habían utilizado $10.8 millones.

“Todo eso formó parte de la evaluación…. al retirarle la confianza”, dijo Vázquez Garced, quien viajó asistirá esta noche al mensaje del presidente Donald Trump sobre el Estado de la Unión por invitación de la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, quien ha hecho tándem con Pierluisi de cara a las primarias del PNP, pero, como la gobernadora, se identifica con los republicanos y apoya al inquilino de la Casa Blanca.

Al insistírsele en que explicara el mínimo uso de los fondos CDBG-DR, Vázquez Garced dijo simplemente que “fue muy lento el análisis de los casos”.

Esta semana, la comisionada González adelantó que la Casa Blanca se propone nombrar un coordinador federal -el contralmirante de la Guardia Costera y actual asesor de Seguridad Interna, Peter Brown- que desde La Fortaleza velará por el proceso de reconstrucción de la Isla. Vázquez Garced sostuvo que conocían de la designación hace “tres semanas”, pero que quiso esperar por el anuncio oficial que debe hacer la Casa Blanca.

La gobernadora sostuvo que tiene entendido que Brown será básicamente “un punto de enlace” entre su gobierno y las agencias federales, pero que no tendrá autoridad para supervisar directamente a la jefatura de FEMA ni a HUD.

“Es un paso de avance. No lo podemos ver como algo negativo Estamos hablando de una persona cercana al presidente que (en cualquier) situación que tengamos en Puerto Rico (nos permitirá tener) una línea directa”, afirmó la gobernadora.

El lunes, la gobernadora Vázquez Garced nombró además un consejo asesor para el manejo de los programas federales, al cual ha designado a miembros de su gobierno, la ex jefa de la fiscalía federal Rosa Emilia Rodríguez, el ex juez federal José Antonio Fusté y la ex contralora auxiliar Nilsa Añeces Loperena.

Al recordársele a la gobernadora que Fusté salió del tribunal en medio de alegaciones sobre denuncias de hostigamiento sexual, Vázquez Garced dijo que “todo el mundo conoce la trayectoria (profesional) del juez” y que no iba a entrar en esas otras “consideraciones”.


💬Ver 0 comentarios