Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En sus 15 años de historia, la Cátedra Unesco de Educación para la Paz ha sido testigo de cómo cada vez más los ciudadanos se involucran y reclaman espacios desde donde rechazar la violencia.