Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Desde la izquierda: Ramón Ponte, presidente del Colegio de Contadores Públicos Autorizados; Ángel Marzán, copresidente de Asuntos Contributivos de CCPA, y CPA Dennise Flores. (GFRMedia)
Desde la izquierda: Ramón Ponte, presidente del Colegio de Contadores Públicos Autorizados; Ángel Marzán, copresidente de Asuntos Contributivos de CCPA, y CPA Dennise Flores. (GFRMedia)

El presidente del Colegio de Contadores Públicos Autorizados (CCPA), Ramón Ponte Tápanes, abogó este martes porque se fortalezca el rol y carácter independiente de la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR).

Según Ponte Tápanes, contar con una comisión reguladora “verdaderamente independiente” es “imprescindible” para desarrollar el establecimiento y la libre competencia de un mercado energético en Puerto Rico.

“Uno de los elementos de mayor carga económica en la isla es el alto costo energético. Este sector requiere altos montos de capital para realizar proyectos de envergadura que sienten las bases de un cambio hacia un servicio energético de costos asequibles, con mayor estabilidad de servicio y resistencia a eventos atmosféricos”, señaló el líder de los contadores públicos autorizados en Puerto Rico.

Las expresiones de Ponte Tápanes se unen a las críticas que la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) y otras organizaciones empresariales comienzan a levantar a la propuesta del gobernador Ricardo Rosselló Nevares de consolidar la CEPR con la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones y la Comisión de Servicio Público (CSP).

Este lunes, el presidente de la CEPR, José Román, indicó que combatirá cualquier medida que reste poderes al reglamentador del sector energético de Puerto Rico.

Rosselló Nevares propone cambiar la estructura reglamentaria de la CEPR justo cuando también ha decidido, con el aval de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) privatizar la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

En el plan fiscal que la AEE presentó a la JSF, la utilidad pública pidió que se establezca la tarifa que la CEPR rechazó por considerarla onerosa para los consumidores y también solicitó que se establezca otro regulador.

De acuerdo con Ponte Tápanes, durante el pasado ciclo eleccionario, el CCPA hizo varias recomendaciones para atender la situación económica de la isla, incluyendo hacer cambios al marco institucional del sector energético.

Entre las recomendaciones que se compartieron con Rosselló Nevares como candidato y ahora gobernador, figuraba “robustecer” la CEPR, reformular la junta de gobierno de la AEE, incorporar tecnologías más baratas en generación de energía, facilitar los cargos de trasbordo y articular la tarifa eléctrica más baja posible.

“Confiamos en que la legislación correspondiente incluya las salvaguardas necesarias para proteger los mejores intereses de los consumidores y que se lleve a cabo un proceso transparente y riguroso en la evaluación de las propuestas”, indicó Ponte Tápanes.