Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Marta Bermúdez Robles, de 66 años, cuelga una lámpara en su cocina, en Adjuntas, Puerto Rico, ante la falta de electricidad desde el paso de los huracanes Irma y María. (AP)
Marta Bermúdez Robles, de 66 años, cuelga una lámpara en su cocina, en Adjuntas, Puerto Rico, ante la falta de electricidad desde el paso de los huracanes Irma y María. (AP)

Adjuntas - Por fin una noche con algo que celebrar en este pueblo encajado entre montañas en el centro de Puerto Rico.

💬Ver comentarios