Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Llegaban con botas y gorras, sus camisas manchadas con barro y sus rostros cargados de angustia y desesperación.

💬Ver comentarios