Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Cuando Urbana Santiago nació en Hatillo en 1901, las fincas de cañas rodeaban su hogar.  De niña correteaba por los caminos de tierra y velaba las hogueras que prendían en el patio para hacer “carbón”.