El programa será financiado con una subvención de $500,000 de la EPA.
El programa será financiado con una subvención de $500,000 de la EPA. (Suministrada)

A través de unos fondos distribuidos por la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA) para iniciativas de rehabilitación ambiental, la organización PathStone capacitará desde su centro en Juncos a unos 120 participantes en funciones tales como el manejo de residuos peligrosos, respuesta a emergencias de salud, seguridad ocupacional, remoción de asbesto, plomo y moho y el manejo de plaguicidas, entre otros.

Los talleres, explicó la vicepresidenta de Servicios Directos de PathStone, Brenda Colón Soto, implican unas 334 horas de adiestramientos y estarán dirigidos a residentes desempleados o subempleados de siete municipios: Juncos, Gurabo, Caguas, Guaynabo, San Juan, Humacao y Las Piedras.

“Nos gusta asegurarnos que los participantes adquieran las credenciales que los van a llevar a otro nivel, que si de aquí a mañana pierden el trabajo, tengan la certeza de que van a poder moverse a otro empleo”, indicó Soto Colón. Por su parte, Mileidy Soto, directora de Adiestramiento y Empleo, precisó que los participantes del programa se capacitan en cinco áreas “mandatorias” y además pueden optar por tomar una electiva.

En la rueda de prensa, celebrada en una escuela en desuso que el municipio de Juncos cedió a la organización sin fines de lucro en 2019, se explicó que PathStone mantiene comunicación directa con los patronos en distintas industrias, con miras a facilitar el proceso de inserción laboral de sus egresados. Los patronos “forman parte del proceso de desarrollo de las propuestas, nos dicen qué es lo que necesitan”, sostuvo Soto Colón.

Otras capacitaciones que se incluirán en el adiestramiento incluyen el transporte de materiales peligrosos, soldadura, montacarga, respuestas a desastres y resucitación cardiopulmonar.

El programa será financiado con una subvención de $500,000 de la EPA, como parte de una asignación congresional dirigida a la rehabilitación de terrenos impactados, conocidos como “brownfields”. El plantel de Juncos donde se realizó el anuncio, precisamente, había caído en abandono luego de dejar de utilizarse como centro educativo.

“Muchas comunidades bajo estrés económico no tienen los recursos necesarios para iniciar proyectos de limpieza de ‘brownfields’, que son propiedades contaminadas. El Programa Brownfield permite a las comunidades a todos niveles y el gobierno (acceder a fondos) para evaluar, limpiar de manera segura y utilizar de manera sostenible los terrenos baldíos, abandonados y contaminados”, señaló Lisa García, administradora de la Región 2 de la EPA, que incluye a Puerto Rico.

García, quien permanecerá hasta mañana, jueves, en la isla, señaló que las materias que impartirá PathStone están relacionadas con distintos componentes de salud ambiental, lo que lo hacía elegible al programa. En el caso de las industrias del sector privado, los participantes del taller tienen la posibilidad de cumplir tareas en las áreas de cumplimiento ambiental que son reguladas por la EPA.

Por su parte, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Anaís Rodríguez Vega, sostuvo que la agencia podría ser uno de los patronos que reclute trabajadores egresados de la iniciativa. El secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Cidre, también estuvo presente en el anuncio.

“(Se trata de) cómo casamos el entrenamiento con la necesidad y el compromiso de reclutamiento”, dijo Cidre.

💬Ver comentarios