Un total de 52 niños del municipio de Simojovel fueron vacunados, de los cuales 31 presentaron la reacción adversa. (GFR Media)
Se espera que antes que termine este año los menores de edad puedan ser vacunados contra este virus.

Se espera que en los próximos meses, en el peor de los casos antes de fin de año, la vacuna contra el COVID-19 esté disponible para edades pediátricas.

Así lo anticipan expertos que proyectan que el fin de la pandemia de este virus, que ya ha causado 100,236 casos confirmados y 2,139 muertes en el país, depende en gran medida de que niños y jóvenes se inoculen contra esta enfermedad.

“Lo que pasa es que, mientras haya una población sin vacunar, eso va a servir de vector para el virus (y los contagios van a seguir)”, comentó la doctora Ángeles Rodríguez, exepidemióloga del estado.

Las tres compañías que fabrican vacunas aprobadas por el gobierno federal para proteger de enfermedad severa y muerte de COVID-19 (Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson) ya comenzaron estudios para probar la seguridad y eficacia de este producto en menores. Pfizer la está probando en menores de 12 a 15 años, mientras que los estudios de Moderna y Johnson and Johnson son en jóvenes de 12 a 17. Ya Pfizer encontró en fase 3 de este estudio que la vacuna es 100% efectiva en adolescentes de estas edades, con y sin infección previa de SARS-CoV-2, aunque este estudio aún no ha sido presentado a la Administración federal de Drogas y Alimentos (FDA).

La vacuna de Pfizer es la única de las tres aprobada para menores de 16 años en adelante. La de Moderna y la de Johnson & Johnson solo puede administrarse de 18 años en adelante, por ahora.

Aunque se ha informado que la infección de COVID-19 en menores no suele ser severa, pueden propagar el virus, incluso siendo asintomáticos. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ha advertido que los adolescentes tienen más probabilidad de infectarse que menores entre cinco y once años. Investigadores anticipan que el comportamiento social y actividades en grupo entre adolescentes los pone en mayor riesgo de infección, aunque también se estudian otras diferencias inmunes y biológicas.

“Se espera que para el próximo trimestre publiquen los resultados de su eficacia (en menores) y luego hagan una enmienda a la Autorización de Uso de Emergencia de estas vacunas”, dijo el doctor Marcos López Casillas, gerente de investigación del Fideicomiso de Salud Pública.

Según la doctora Rodríguez, para lograr inmunidad de rebaño de este virus es vital que la mayor cantidad de personas estén vacunadas, incluyendo menores de edad.

“Sabemos que los niños hacen muchos anticuerpos. Hay que ver si son permanentes o prolongados y si no interfieren con su función (biológica), igual que ocurre cuando se prueba en embarazadas”, dijo.

Vital para frenar mutaciones

Mientras, resaltó que el virus continuará reproduciéndose, particularmente entre no vacunados, pues necesita sobrevivir.

“Ese vacío, de niños y jóvenes no vacunados, da oportunidad para brotes, más infecciones y más posibilidad de que el virus mute. A más vacunados, menos oportunidad de que ocurra una mutación”, coincidió el doctor Mario Paulino.

El pediatra advirtió que menores infectados podrían presentar algunas complicaciones, como enfermedades del corazón, así como el síndrome inflamatorio multisistémico o inflamación multisistémica vinculada a este virus. Agregó que a largo plazo esta vacuna podría integrarse al esquema de vacunación pediátrico.

Por su parte, la doctora Carmen Suárez, presidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría, coincidió en que en los próximos meses se notará un alza en contagios del virus a nivel pediátrico. Ya, anticipó, se han visto más visitas a salas de emergencia de menores infectados, aunque resaltó que estos no suelen ser hospitalizados a menos que presenten alguna complicación.

“Por eso el llamado es a que se vacunen y protejan a los de edad pediátrica”, dijo la doctora Suárez.

De hecho, el consenso entre los expertos es a que la población mantenga el uso de mascarillas y el distanciamiento social, incluso las personas ya vacunadas.

“Hay que estar alerta a las nuevas cepas”, concluyó la doctora Suárez.

💬Ver comentarios