A cuatro años de firmar un acuerdo colaborativo con el gobierno municipal, la Fundación para un Mejor Puerto Rico completó los trabajos de restauración en el balneario de playa Flamenco, en Culebra, cuyas instalaciones fueron destruidas por los huracanes Irma y María.

La restauración costó casi $4 millones, producto de donaciones privadas.

Allí, se construyeron nuevas duchas, baños y nueve kioscos erigidos en cemento armado y madera, además de reforestar la zona que, regresará a manos del ayuntamiento para su operación y manejo, a través de la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra (Acdec), una corporación pública municipal presidida por el alcalde Edilberto Romero.

Dennis Rivera, presidente de la Fundación para un Mejor Puerto Rico, expresó sentirse “increíblemente contento y lleno de ilusión porque esta nueva facilidad de playa Flamenco, que es la playa más hermosa del Caribe y una de las más bellas del mundo, puede tener un cambio y un impacto significativo para Culebra”.

“La cantidad de visitantes que vamos a recibir aumentará dramáticamente y las facilidades son incomparables con ninguna otra en el Caribe. Eso hará de Culebra un lugar más atractivo para los visitantes y va a resultar en que la economía de Culebra va a mejorar”, sostuvo el exsindicalista, quien lleva sobre 20 años residiendo en la isla municipio.

Recordó que, al aceptar firmar un contrato con el ayuntamiento, en mayo de 2018, para encargarse de unas instalaciones completamente destrozadas, el reto mayor era levantar un presupuesto millonario a base de la confianza de diversas instituciones privadas e individuos que desembolsaron el dinero requerido para realizar el ambicioso proyecto.

“Ya el municipio había despedido a todos los trabajadores porque no tenía recursos económicos y, literalmente, aquello era tierra de nadie, siendo una playa tan importante para el futuro económico de Culebra. Hicimos un acuerdo colaborativo con el municipio, que establece que nosotros íbamos a tomar la iniciativa de levantar el dinero, contratar los arquitectos y los profesionales que se necesitaban para construir las nuevas facilidades”, explicó sobre la obra realizada por MFS Construction.

Playa Flamenco, en Culebra, Puerto Rico
Imagen de archivo de la playa Flamenco, en Culebra. (Shutterstock)

“A su vez, el municipio se comprometía con nosotros a mantener las facilidades por 20 años y darles mantenimiento, porque era una de las grandes preocupaciones que nosotros teníamos porque, en Culebra, había una historia de que se hacían estas estructuras y, después, se dejaban. Por no darles mantenimiento, las estructuras no funcionaban”, agregó.

De hecho, uno de los acuerdos es que la administración municipal tendrá que conseguir y mantener la certificación del programa Bandera Azul, una denominación internacional que le ganó el reconocimiento como la sexta playa más hermosa del mundo en varias instancias, siendo la última en 2016.

Según la visión de la Fundación para un Mejor Puerto Rico, “la meta principal es la protección y preservación de la playa Flamenco para la presente y futuras generaciones de culebrenses y los visitantes; conservar el valor ecológico de playa Flamenco, la protección de sus dunas, de sus corales, la bahía y el manejo adecuado de los desperdicios sólidos”.

Asimismo, se ambiciona “impulsar y apoyar la economía de negocios en Culebra con una playa abierta todo el año, y lograr un mayor número de visitantes con servicios de excelencia en el balneario, áreas de acampar y los kioscos. Sobre el 90% de los negocios de Culebra se benefician del turismo, siendo Flamenco el atractivo número uno de Culebra y de Puerto Rico”.

“La finalidad es lograr que playa Flamenco sea autosuficiente económicamente y pueda ayudar a la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra a sobrevivir y cumplir su propósito, velar por el medioambiente y todas las playas de Culebra”, expuso Rivera.

De otra parte, para operar el balneario se necesitan 22 empleados que cubrirían las áreas de administración, recepción, recaudación, trabajo de campo, seguridad, salvavidas, personal de limpieza y mantenimiento, entre otros.

“Lo interesante de playa Flamenco es que es un área donde puedes acampar y pernoctar ahí, al lado del mar. Queremos ofrecerle cosas diferentes a la gente; una oferta culinaria más variada, alquiler de sillas, casillero, hielo, toallas, ‘souvenirs’ y artículos para la playa, internet, señalamientos de áreas de orientación, creando material educativo, que reconozca el valor histórico, la exitosa y valiente lucha del pueblo culebrense”, dijo Rivera.

“Queremos asegurar que, con los recaudos, le podamos pagar a los empleados, mantener el área, podamos tener salvavidas, tengamos personal de seguridad, primeros auxilios y capacitaciones frecuentes al personal”, subrayó.

Los costos del proyecto ascienden a $3.6 millones. De ese total, $2 millones se consiguieron mediante entidades como Hispanic Federation, Fundación Comunitaria, Unidos por Puerto Rico, New York Community Trust y Boston Foundation, entre otras.

Además, se identificaron $300,000 del cobro a visitantes y $1.3 millones que donó la compañía constructora. No obstante, la inversión se elevaría a $4 millones, ya que la limpieza y poda en las áreas de acampar ascendió a $100,000 y “aún quedan unos detalles por culminar”, indicó Rivera.

Por último, aclaró que “falta completar las áreas para acampar que Para La Naturaleza podó, pero esperamos entregarle las facilidades al municipio, con los permisos de uso, a finales de julio o principios de agosto”.

“Culebra tiene una oportunidad espectacular. En todo el Caribe, las playas han sido destruidas y nosotros, al tener estas facilidades, tenemos una de las playas más bonitas del mundo y ahora vamos a tener las facilidades. Esa combinación integrada va a hacer que ponga a Culebra en una situación única, que no va a tener competencia. Ni los hoteles más lujosos van a tener unas facilidades como las que vamos a tener, a precios increíblemente módicos y que puede ir todo el mundo”, concluyó.

💬Ver comentarios