Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Una familia se encuentra refugiada en el Centro de Usos Múltiples de Arecibo y una pareja tuvo que ser rescatada en el barrio Santana luego de que el río Grande de Arecibo se saliera de su cauce en la madrugada de hoy y provocara inundaciones en la zona urbana. 

La situación se reportó luego de que en la zona del río Tanamá en Utuado se registrara en las pasadas 24 horas 12.62 pulgadas de lluvia, informó el Servicio Geológico de los Estados Unidos. 

Según detalló el portavoz del municipio de Arecibo, Edwin Gabriel, las inundaciones en Arecibo se reportaron tras una cadena de desbordamientos en Utuado. 

“Para Arecibo, en la noche de ayer no estuvo lloviendo. Pero, al salirse el Lago Caonilla, provoca que el Dos Bocas salga de su cauce. Se desborda a diez pies sobre el nivel del lago. Esto provocó un golpe de agua que se registró en Arecibo a eso de la 1:00 a.m.”, precisó. 

El área más afectada fue La Puntilla. En esa zona, desemboca el río hacia el océano Atlántico. 

“El agua se metió a las residencias, bien adentro”, dijo Gabriel. 

“Hubo situaciones que la gente no quería salir de la residencia, querían que los subieran al techo”, comentó el joven. 

En el sector Santana, el personal del municipio tuvo que rescatar a un matrimonio de su hogar inundado. Se les transportó a la residencia de un familiar en la zona urbana, dijo Gabriel. 

Dijo que muchas otras familias desalojaron sus hogares y se fueron a casas de familiares. No supo indicar la cantidad de afectados que optaron por esta opción. 

"Cada vez que llueve es terrible"

El panorama que enfrentaron los vecinos de este mismo sector esta madrugada no fue muy diferente al de ayer, ya que varias zonas amanecieron bajo agua.

Con escoba en mano, Tomás Montalvo relató que está desde temprano en la mañana sacando el agua que subió hasta casi dos pies en el primer nivel de su residencia.

"Esto es así todo el tiempo. Cae la lluvia y se inunda... Cada vez que llueve es bien terrible", expresó el hombre.

Montalvo dijo que desde anoche ha observado cómo los carros quedan varados en la inundación que hay frente a su hogar. Precisó que unos cinco carros sufrieron desperfectos cuando sus conductores intentaron atravesar la acumulación de agua.

"(Las autoridades) han pasado por aquí, preguntan si está todo bien y se van", manifestó el hombre, quien dijo -sin embargo- que no han recibido ayuda.

Mientras Montalvo relataba su experiencia, su vecino - Félix Caballero- asentía con la cabeza. Caballero precisó que en su casa la inudación llegó hasta el patio, por lo que agraciadamente no sufrió pérdidas materiales.

Específicamente, las áreas inundadas fueron el sector La Puntilla, Buenos Aires, urbanización Martell, Rodríguez Olmo, área de Arenalejos, urbanización Costa del Atlántico en Islote, así como la carretera PR 2 a la altura del aeropuerto de Santana y la carretera vieja de la zona.