Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Mientras la gerencia de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) asegura estar prácticamente al día con el desganche de árboles, la historia que cuentan los clientes de la corporación pública es una muy distinta.

Un sondeo informal realizado ayer por El Nuevo Día a través de la social Facebook reveló que prácticamente en todo Puerto Rico hay problemas de vegetación enredada en los cables del tendido eléctrico.

Los ciudadanos encuestados se expresaron preocupados ante esta situación, principalmente tras el reciente inicio de la temporada de huracanes.

“Lo que pasa con la AEE es que ellos le dan mantenimiento al sistema eléctrico únicamente en el tiempo de huracanes. Si le dieran mantenimiento continuamente, no tuvieran que pasar tanto trabajo ahora”, denunció el ciudadano Joaquín Rivera.

“Es que esperan a última hora para todo. Si ya comenzó la temporada de huracanes, desde antes tenían que limpiar alcantarillas, cortar árboles que tropiezan con las líneas, arreglar carreteras que están destruidas y los puentes. ¿O van a esperar que alguien muera ahogado o electrocutado? Que la AEE, AAA (Autoridad de Acueductos y Alcantarillados) y el Gobierno se pongan para su número”, dijo, por su parte, la usuaria Rosa María.

Según arrojó el sondeo, la zona oeste del país es la más afectada por problemas de falta de desganche, información que fue corroborada por el director ejecutivo de la AEE, Juan F. Alicea Flores.

“La región de Mayagüez es la que mayor incidencia tiene, pero estamos en toda la Isla”, afirmó.

De acuerdo con el ingeniero Alicea Flores, hasta el pasado jueves las brigadas de podadores de la AEE habían desganchado unos 10,456 tramos del tendido eléctrico.

“Tenemos 184 brigadas trabajando en eso y cada brigada se compone de tres a cinco trabajadores. Hemos hecho un plan concreto para reforzar el desganche, que es una de nuestras áreas más débiles y, a su vez, la que provoca mayor incidencia de fallas durante tormentas y huracanes”, dijo Alicea Flores, quien estimó que el 58% de las interrupciones se debe al contacto de ramas de árboles con las líneas eléctricas.

“Estamos listos (para la temporada de huracanes). Nuestro sistema eléctrico está diseñado para mantener el servicio hasta el último momento, siempre y cuando se garantice la seguridad”, agregó el funcionario.

Para el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, “es cuestionable” que la AEE esté al día con el desganche, ya que cada vez son menos los empleados que se dedican a esa faena.

Según precisó, los podadores en el 2000 ascendían a 600, cifra que hoy día es de 380. Como dato curioso, la infraestructura eléctrica se ha duplicado en el mismo período.

“Todos los años, la gerencia de la AEE dice lo mismo (que está al día con el desganche), pero cuando llegan los fenómenos atmosféricos la realidad que experimentan los ciudadanos es otra”, dijo Figueroa Jaramillo.

“No hay forma de que con menos personal puedan cumplirse esas expectativas”, agregó el líder sindical, en referencia a que Alicea Flores estimó en 77% el cumplimiento con el plan de desganche trazado.

Para Figueroa Jaramillo, la única forma de que se haya alcanzado ese 77% de cumplimiento fue si la gerencia de la AEE puso a los celadores a realizar tareas de desganche.

“Y si se puso a los celadores a hacer desganche, se descuidó el mantenimiento de las líneas, postes y aisladores”, advirtió.