Al defender las contrataciones, particularmente la de Carlos Cabello, el alcalde Javier Carrasquillo (en primer plano) destacó que se trata de un ingeniero capaz, con una reputación intachable y a quien conoce desde que ambos eran niños, pues se criaron en la misma urbanización de Cidra. (teresa canino rivera)

El alcalde de Cidra, Javier Carrasquillo, defendió ayer varios contratos que, durante este cuatrienio, el gobierno municipal adjudicó a favor de su compadre y la hermana de este, a quienes describió como sus amigos de toda la vida y favoreció con acuerdos por servicios que suman $239,825.