El evento es recaudar fondos dirigidos a apoyar a programas enfocados en la prevención del maltrato familiar e infantil. (GFR Media)
Durante el inicio de la pandemia, expertos en la conducta humana habían advertido un posible alza en el número de incidentes de maltrato infantil, así como en la severidad de estos. (GFR Media)

Mientras el país sufre la muerte de un menor de dos años a causa de una intoxicación por cocaína en lo que se presume un caso de maltrato, la subadministradora de la Administración de Familias y Niños (Adfan), Glenda Gerena, reveló ayer que, entre el 1 de enero y el 22 de septiembre de este año, la agencia recibió 3,167 referidos de abuso infantil más que en el mismo período en 2020.

Precisó que, este año, la agencia ha recibido 10,390 denuncias, 1,334 de las cuales han sido fundamentadas. “Por la pandemia, se había reflejado un bajo volumen de llamadas a través de la línea (de denuncias) porque no teníamos acceso a los colaterales, como maestros, cuidadores y doctores. No obstante, con la apertura que ha habido, se han ido reportando los casos a través de la línea de denuncias”, dijo la funcionaria.

Tras permanecer cinco días recluido en el Hospital Pediátrico, el lunes la Policía confirmó la muerte del pequeño de dos años que fue transportado a esa institución, en Río Piedras, por un cuadro de intoxicación con cocaína. Los médicos le removieron las máquinas que lo mantenían con vida.

“La realidad es que estamos y seguimos todos consternados, no tan solo porque estamos en el proceso de luto y pérdida de Jeiden (Elier Santiago Figueroa), sino que nos levantamos con estos otros dos casos”, dijo la secretaria de la Familia, Carmen Ana González Magaz, en referencia al menor de ocho años que murió víctima de un presunto patrón de maltrato de parte de su progenitor.

Tanto el caso del menor de dos años como el de otro pequeño de dos meses que se encuentra hospitalizado en Ponce con cinco costillas fracturadas mantienen a las autoridades en una incesante investigación de los hechos, con miras a identificar los posibles responsables y determinar que, en efecto, se trataron de incidentes de maltrato infantil.

Sobre los dos casos recientes, González Magaz indicó que no existían querellas previas contra los padres. “Actualmente, seguimos investigando ambos casos, y la realidad es que, al momento, no se han radicado cargos criminales”, sostuvo la titular de Familia.

Durante el inicio de la pandemia, expertos en la conducta humana habían advertido un posible alza en el número de incidentes de maltrato infantil, así como en la severidad de estos. Ambos escenarios se han confirmado con el pasar de los meses.

“Obviamente, hemos visto unas situaciones muy terribles estos últimos (meses) en términos de la magnitud y severidad del matrato hacia estos menores”, subrayó Gerena, al confirmar que también han identificado un alza en el número de llamadas a la línea de orientación.

El psicólogo Alfonso Martínez Taboas indicó que varios estudios han evidenciado que, durante este período de pandemia y “lockdown”, en muchos países se ha reportado un alza -de hasta en un 33%- en la violencia intrafamiliar, lo que pone en un estado de vulnerabilidad a los niños.

“Están las frustraciones, los corajes, los desacuerdos y, cuando estás mucho tiempo dentro de un hogar... lamentablemente, muchos seres humanos explotan, se ponen impulsivos y desplazan esas frustraciones contra esas personas cerca”, sostuvo Martínez Taboas.

Reconoció que los menores de cinco años son más indefensos. “Sabemos que el nivel de estrés, depresión y ansiedad con el COVID ha aumentado y, cuando la gente no tiene una salud ecuánime, hace cosas que no haría cuando se siente bien”, agregó.

La secretaria de la Familia recordó la importancia de buscar y reconocer la necesidad de ayuda en aquellas instancias donde se identifican posibles patrones de riesgo. “Reconocer que todos necesitamos ayuda en algún momento no es una debilidad de carácter o personalidad. Al contrario, es un nivel de instrospección sumamente profundo e importante para el ser humano”, sostuvo.

Para denunciar algún posible caso de maltrato, puede llamar al 787-749-1333.

💬Ver comentarios