A nivel mundial se ha notado como los adultos mayores son hoy día más funcionales y longevos.
A nivel mundial se ha notado como los adultos mayores son hoy día más funcionales y longevos. (Shutterstock)

Dentro de unos seis meses se espera que Puerto Rico tenga su Plan Decenal de Envejecimiento Saludable, como parte de una estrategia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para que los distintos países mejoren los derechos y atiendan de forma más adecuada las necesidades de los adultos mayores.

“El Departamento de Salud se está insertando en un proceso de concienciación y divulgación de esa visión”, indicó el doctor Francisco Javier Parga Miranda, coordinador del Programa de Envejecimiento Saludable del Departamento de Salud.

Como parte de este esfuerzo, hoy en Puerto Rico se llevó a cabo la Conferencia Anual de Envejecimiento Saludable en la que se discutieron varias áreas de acción en las que el gobierno estará trabajando para la creación del Plan.

“Cambiar la forma en que pensamos, sentimos y actuamos hacia la edad y el envejecimieto”, “Ofrecer servicios de salud primaria que respondan a las necesidades de las personas mayores” y “Asegurar que las comunidades fomenten las capacidades de las personas mayores” fueron algunos de los temas discutidos.

“Vamos a comprometernos a desarrollar un Plan de Envejecimiento Saludable que incluya a los actores, tanto profesionales como miembros de la comunidad”, indicó Parga Miranda.

Según explicó el subprocurador del Paciente, la salud de los adultos mayores son producto de factores genéticos, ambientales y traumas, pero también de otros que pueden ser controlables, como el uso de sustancias, actividad física y nutrición.

Uno de los aspectos que se discutirán en los próximos meses como parte de la elaboración del Plan, indicó el funcionario, es a partir de qué edad se considera un adulto mayor. La OMS, dijo, lo considera a partir de los 60 años, pero Parga Miranda advirtió que se está considerando extenderlo más allá de esta edad.

“Vamos a decidir cuando comienza la vejez. Estamos considerando extenderlo o cambiarlo a más edad”, dijo.

Esto, pues, según comentó, hoy día las personas suelen ser más funcionales hasta más entrada edad, evento que también se ha notado a nivel mundial.

En los últimos 50 años, señaló, la expectativa de vida ha subido 20 años pues hay más acceso a servicios de salud, así como más consciencia a cambiar hábitos alimentarios y patrones de vida para llevar una vida más saludable.

La expectiva de vida en Puerto Rico, dijo, es de 79.93 años para ambos sexos. Separado por género, mientras tanto, es de 76.53 para los varones y 83.49 para las mujeres.

“Uno de los retos que tenemos es cambiar la perspectiva del envejecimiento como parte del curso de vida. Tenemos que movernos a respetar ese cambio, reconocer que el envejecimiento es un proceso dinámico y cambiante que varía de persona a persona”, concluyó.

💬Ver comentarios